Crece el empleo

El empleo, aunque resentido por los meses de confinamiento, vuelve a reverdecer adoptando una fisonomía como un verano cualquiera, a pesar de que no se ha conseguido recuperar el empleo perdido y los datos son peores que el año pasado por estas fechas

Y también decrece el número de desempleados, que son casi 90.000 menos en las listas del desempleo, lo que supone el mejor dato desde 1997.

A pesar del buen dato del empleo, no se ha logrado llegar a nivel de ocupación de antes de la pandemia de covid-19.

El desplome de los meses en los cuales estuvo en vigor el cerrojazo, en mayo y junio se recuperó algo el empleo y el espaldarazo definitivo se ha producido en el mes de julio.

En términos relativos supone el mejor dato del empleo desde el 2005, y se han ocupado 161.217 españoles más.

No se recupera toda la destrucción de empleo

Aunque el dato de empleo es muy bueno no se logra recuperar todo el empleo que se ha perdido producto de la pandemia de covid-19, a pesar de que muchos trabajadores siguen manteniendo el empleo gracias a los ERTE.

Julio supone medio millón menos de empleados que los que había en el mes de febrero, el último mes antes de que se desencadenase la pandemia del covid-19, y eso no son los peores datos.

Si comparamos los datos del empleo de julio del 2020 con los de hace un año, la pérdida de empleo es de 750.000 personas menos y el número de desempleados, suma, en comparación con hace un año, 761.000 más.

Desde la Seguridad Social se explica que los buenos datos de julio se explican por el hecho de que los datos de empleo eran malos producto de la crisis laboral desencadenada por el covid-19, y el rebote era de esperar.

Sujeto a la estacionalidad

En los buenos datos de empleo se entiende porque, a pesar de que la campaña veraniega no va a ser buena, el verano siempre hace surgir más empleo.

Como es habitual, los sectores que emplean a más personas en verano, como la hostelería, sanidad y comercio han «tirado» con fuerza del empleo.

Al mismo tiempo, las buenas cifras de empleo se entienden por el hecho que las contrataciones que estaban previstas para los meses del «cerrojazo», y que no se pudieron hacer en ese periodo, se están haciendo en lo que queda de verano.

ERTES

En estos momentos en los Expedientes de regulacón de empleo temporal se encuentran 1,18 millones de trabajadores, aunque se ha producido una mejora, ya que llegaron a estar en esa situación laboral 3,4 millones de empleados.

Ya desde el mes de junio, muchos trabajadores se han ido reincorporando escalonadamente a sus empleos, siendo junio el mes que más empleo en regulación se han recuperado, llegando a 1,2 millones de puestos de trabajo.

En julio, aunque se ha seguido recuperando empleo que estaba en regulación temporal, pero menos que el mes anterior; con todo el número ha ascendido a 600.000 personas.

La principal incógnita es saber, de los 1,2 millones de trabajadores que se encuentran todavía en Expediente de Regulación de Empleo volverán al trabajo.

Lo que temen autoridades laborales y sindicatos es que muchos Expedientes Temporales de Regulación de Empleo se conviertan en ERES, esto es, en despidos masivos.

Incidencia real en el empleo

Será en los meses que quedan de verano cuando se podrá percibir de manera la afectación real que ha tenido en el empleo la crisis sanitaria del covid-19.

Cuando se sepa el número exacto de ERTES que se conviertan en ERES será el momento de ver la destrucción real de empleo que ha producido la crisis.

Principalmente en sectores muy sensibles en España y que en nuestro país emplean una gran cantidad de mano de obra: turismo, comercio o transporte.

Además, el desempleo, el que finalmente se haya destruido, también será por regiones, especialmente aquellas zonas turísticas como las islas Baleares, islas Canarias o zonas de la Península.

No todos recuperarán el empleo

Es algo que el ministerio de Trabajo, empresarios y sindicatos ya tienen meridianamente claro, y es que muchas personas se quedarán en la cuneta, laboralmente hablando.

Por lo menos, ministerio de Trabajo e interlocutores sociales han logrado que los ERTE se prorroguen hasta el 30 de septiembre, aunque la ministra de Trabajo Yolanda Díez ha indicado que se podrían prorrogar todavía más.

Pero otros miembros de la intelligentsia económica de este país, caso del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha indicado que sería necesario ser más «selectivos» con las ayudas.

La tesis de Hernández de Cos es que lo que no se puede es seguir insuflando oxígeno a empresas que se ve bien a las claras que no son viables, convirtiéndolas en compañías «zombis» que no tiene ningún futuro.

Divergencias con la EPA

Lo primero que se observa es que los datos que aporta el ministerio de Trabajo y los de la Epa difieren sustancialmente, lo que tiene su explicación.

La principal diferencia, y de ahí los diferentes resultados, proviene del hecho de que la toma de datos se ha hecho en momentos diferentes, dicho de otra manera, no se han hecho al mismo tiempo.

La Encuesta de Población Activa toma datos durante 13 semanas consecutivas, y sus resultados son más fieles para interpretar el estado del mercado de trabajo el pasado mayo, pero no lo que sucede con el empleo a principios de agosto.

En cuanto al número de contratos que se firmaron en julio, un índice que el mercado laboral, a trancas y barrancas, vuelve a la normalidad, es de 1,5 millones.

A pesar de ello, el dato de contratos firmados, con respecto al mismo mes del año 2019, es un 30% menor, por lo que el dato no se puede calificar como bueno.

Esperar a ver

Sin embargo, nadie puede con seguridad afirmar que derroteros seguirá el mercado laboral en nuestro país.

Y sobre todo porque nadie sabe cómo va a evolucionar la pandemia, en unos momentos en los cuales hay más de 500 brotes activos en España.

Nadie puede asegurar que no nos encontremos ante una segunda oleada del covid-19, que podría evolucionar, en el peor de los escenarios, hacia un nuevo confinamiento.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – olle svensson / Ken Dixon / Evgeniy Isaev / Tripp / Back9Network / Roger Jones / Alan Bateman / Christian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s