El sector de los cruceros, a pique

El sector de los cruceros da por perdida la temporada de verano 2020, lo cual supone dejar de recaudar alrededor de 4.000 millones de euros, en un sector, que solo en España emplea a 33.000 personas, aunque sin embargo se espera poder hacer «negocio» a partir de septiembre

Todo parece indicar que el sector de los cruceros perderá toda su facturación en el 2020, cuando las previsiones eran de ingresar algo más de 4.000 millones de euros, y todo ello debido a que solo se pudo facturar en los meses de enero y febrero.

Desde la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), se especula con la posibilidad de que el negocio reverdezca a finales de año producto de que los potenciales clientes vuelvan a evaluar como seguro el embarcarse en un crucero.

Mientras que en el 2018 el sector facturó 4.300 millones de euros, este año 2020, producto de la pandemia que todavía sufrimos, la facturación será residual, dado que solo se ha podido operar con normalidad los dos primeros meses del año.

Unas previsiones catastróficas…que se han cumplido

Ya desde los primeros compases de la pandemia, las estimaciones de CLIA eran que, en la previsión de operar con normalidad hasta junio, las pérdidas serían de casi 1.000 millones de euros.

Sin embargo, los hechos han hecho inclusive halagüeñas esas previsiones, ya que las empresas de crucero terminarán el año casi sin ningún ingreso, con la esperanza que llegado el 2021 se pueda recuperar la normalidad.

Las compañías de viajes de crucero ya han detectado una cierta actividad en las reservas para fin de año y una recuperación notable en lo que tiene que ver con las contrataciones para el 2021.

El principal problema para «salvar» la temporada es que el gobierno español todavía no ha dado el permiso para que las navieras puedan operar, y en caso de que lo de, ponerse en marcha les llevaría un mes.

A pesar de ellos, las empresas de crucero tienen preparados todos los resortes para ponerse en funcionamiento para por lo menos intentar «salvar los muebles».

Comienza la actividad en otros países europeos

Aunque la actividad se verá restringida, por lo atípico de la temporada, al mar Mediterráneo, como es el caso de Alemania, donde los cruceros han comenzado a hacerse a la mar, aunque sin pasaje.

En el caso de los cruceros alemanes, sus singladuras tienen por objeto probar los nuevos protocolos sanitarios, ante la inminente, ya en el 2021, vuelta a la normalidad.

En el caso de Noruega, ya han comenzado los cruceros por las aguas del mar Báltico, también en navegaciones que tienen como objeto ensayar los protocolos sanitarios.

Mientras tanto los países del sur de Europa, caso de Italia, Grecia y Portugal todavía se encuentran en fase de elaboración la normativa sobre los protocolos sanitarios que tendrán que implementar en los cruceros.

Una facturación fabulosa

Es la que se logra, a nivel mundial, en una temporada estándar, que suele rondar los 130.000 millones de euros, empleando a 1.700.000 personas, con, son datos del 2019, 30 millones de pasajeros.

La extrapolación para el 2020, de no haber mediado la crisis sanitaria, y económica, provocada por el covid-19, era de haber embarcado a 32 millones de cruceristas, en un sector que llevaba 9 años con una tendencia creciente en número de clientes.

En el caso de España, son datos de Puertos del Estado, los pasajeros embarcados en alguno de los puertos españoles llegaron, en el 2019, a los 10 millones, aunque las estadísticas del organismo público dan lugar a duplicidades.

Esto es así porque un pasajero que desembarcase en Barcelona y volviese a embarcar en otro puerto español, como el de Palma de Mallorca, computaría dos veces, aunque desembarcase / embarcase en la misma nave.

España se puede preciar de ser el segundo país, solo por detrás de Italia, en número de cruceristas que recibe, con una facturación anual que supera los 3.000 millones de euros y que da empleo a 33.000 personas.

Además, España es el cuarto país europeo, con 530.000 viajeros, en emisión de cruceristas, solo por detrás de Reino Unido, Alemania e Italia.

Canarias resiste

Desde el gobierno de Canarias, se ha elaborado un ambicioso protocolo para dotar de todas las medidas de seguridad contra el covid-19 a los cruceros que arriben a los puertos insulares, como una manera de intentar «salvar» el mes de septiembre.

La creación de un corredor marítimo seguro en Canarias con la intención de recuperar al menos el 40% de los visitantes que acceden habitualmente a las islas en naves de crucero, alrededor de 400.000 turistas.

En aras de lograr ese objetivo, se ha creado un comité técnico formado por especialistas en Salud Pública para determinar cuáles tienen que ser las normas sanitarias que se deben implementar en los cruceros que hagan escala en Canarias.

Lo que se pretende con la imposición de esas normas sanitarias es establecer una suerte de «sello de calidad» que certifique a Canarias y a los cruceros que arriben en sus aguas como seguros de cara tanto a las navieras como a los cruceristas.

Las autoridades canarias piensan sobre todo en navieras europeas y en turistas europeos, de manera que una vez certificado que naves y cruceristas cumplen todos los protocolos covid-19, el gobierno de España se avenga a abrir las aguas canarias a esos cruceros.

Entre las medidas que se han ideado, es que las compañías de crucero que hagan escala en las islas, suscriban un seguro, para que en caso de que alguno de sus viajeros contraigan el covid-19, la compañía de seguros se haga cargo de los gastos médicos que ocasionen en el crucero y en el puerto de arribada.

Entre las facturas de las que se tendría que hacer cargo la póliza de seguros se encontrarían los gastos de repatriación de los infectados, la totalidad de los gastos médicos y todos aquellos desembolsos producto de la cuarentena.

Entre las medidas que tendrían que implementar las naves de crucero que llegasen a Canarias nos encontramos con su aforo no supere el 70% de la capacidad de la nave, que cuenten con una plantilla sanitaria suficiente y que después de cada crucero se implanten medidas suficientes de desinfección del pecio.

Fuente – EL PAÍS / PortalCruceros

Imagen – Jeff Van Landingham / Prayitno / Michel Curi / Sean MacEntee / Tony Hisgett

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s