Jugársela a Wall Street

Es lo que han hecho un enjambre de pequeños inversores agrupados en Reddit en un grupo denominado WallStreetBets que alterando al alza las acciones de GameStop y de la cadena de cines AMC, han puesto «contra las cuerdas» a fondos de inversión como Melvin Capital y Citron Research

Por lo general en la Bolsa de valores, el pez grande se come al pequeño, esto es, los que dominan las cotizaciones de los valores bursátiles, pero como ha sucedido la semana pasada, una jauría de pequeños inversores puede poner a Wall Street «contra las cuerdas».

En este caso, esos pequeños inversores han puesto en dificultades a fondos de inversión que juegan a la baja, lo que también se conoce como «invertir en corto».

Jugar a la baja

En este tipo de inversión en bolsa, que no está muy bien vista, se apuesta a que los valores de una determinada empresa van a bajar.

De ese modo, y mediante determinadas estrategias bursátiles, lo que se consigue es hacerse con acciones de una empresa a un precio mucho más ajustado, de manera que se logra una ganancia.

Las posiciones en corto finalmente lo que acaban provocando es despidos, cierres de filiales de la empresa y en los casos más graves la bancarrota de la empresa.

Un enjambre de pequeños inversores

Es lo que ha sucedido la pasada semana en Wall Street, cuando una miríada de pequeños inversores organizados en la plataforma Reddit en un grupo denominado WallStreetBets literalmente «la han armado».

Estos pequeños inversores reflotaron dos compañías que estaban casi en bancarrota, como son la cadena de tiendas de videojuegos GameStop y de la cadena de cines AMC.

La última de las empresas se ha revalorizado, en una semana, un 278% y GameStop un 400% también en la última semana.

Esa jauría de inversores ha invertido, mucho de ellos solo unos pocos dólares, con el bróker virtual Robinhood, una aplicación que permite invertir en bolsa sin tener que pagar comisiones.

Unos ganan, y otros pierden

Y no son otros que los fondos de inversión que «juegan en corto» con los valores, como Melvin Capital y Citron Research.

Por lo tanto, que WallStreetBets eligiera como inversión GameStop no fue una decisión al azar, ya que los citados fondos intentaban dejar a la empresa en bancarrota, y la revalorización de la acción les ha hecho perder millones de dólares.

Gracias a WallStreetBets la empresa valía 10.000 millones de dólares al final de la pasada semana.

El «zapatofono» levanta cabeza

Otra empresa que un enjambre de pequeños inversores ha sacado casi de la indigencia ha sido BlackBerry, una empresa que lo fue todo pero que con la llegada de los smartphones casi se había hundido.

En solo un mes la empresa ha tenido una revalorización del 120%, sin que ninguna noticia de un próximo lanzamiento o el desarrollo de una nueva tecnología justifique la apreciación de su acción.

Consecuencias

El «batacazo» de los dos fondos de inversión citados no ha dejado a nadie indiferente, e inclusive la Casa Blanca se ha puesto a investigar, aunque todavía la FED y la Reserva Federal de Nueva York no han hecho ningún movimiento.

Robinhood también ha sido objeto de críticas, por haber permitido la «guerra de guerrillas» de WallStreetBets, lo que en cierto modo traiciona su espíritu original de democratizar la inversión en bolsa.

Algunos senadores demócratas han denunciado la doble vara de medir, por la intención de limitar a Robinhood, mientras que los grandes fondos de inversión pueden hacer lo que quieren con el mercado de valores.

Los inversores de WallStreetBets han tenido también inesperados valedores, desde el senador republicano Ted Cruz a Elon Musk, el dueño de Tesla y SpaceX, que inclusive compartió en su cuenta de Twitter, cuenta con 43 millones de seguidores, un enlace al perfil de Reddit de WallStreetBets.

Los pequeños también cuentan

Desde ahora, en Wall Street, cuando menos, se tendrá en cuenta los movimientos de los pequeños inversores, ya que se ha demostrado que estos, coordinados, se pueden convertir en temibles enemigos de los grandes hedge funds.

La «revuelta» de los pequeños inversores ha demostrado que estos, muchas veces solo auxiliados por tutoriales de internet pueden tratar «de tú a tú» a sofisticados brókeres de la Bolsa de Nueva York.

A pesar de ellos, una vez pasada la tormenta, el índice Vix, también denominado el «indicador del miedo», comenzó a moderarse a partir del jueves de la semana pasada.

Pero lo cierto es que los principales índices norteamericanos – Dow Jones, Nasdaq y S&P 500 – bajaron la semana pasada un 3% de media, algo que no se veía desde el pasado otoño.

Y aparecen los émulos

Esta vez utilizando la red social Telegram, se han creado grandes grupos para vender y comparar acciones de forma coordinada.

Aunque se trata también de pequeños inversores, el ser decenas de miles, le confiere un gran poder al mismo nivel que grandes fondos de inversión.

Entre los valores que están sujetos a compraventa en esta nueva «guerra de guerrillas» nos encontramos con plata, criptomonedas y hasta la compañía española Tubacex.

Una operativa muy sencilla

Estos inversores actúan de la siguiente manera: el administrador el grupo de Telegram elige un valor y establece el día y la hora en la cual hay que hacer la compra masiva.

Como consecuencia que miles o cientos de miles de inversores compren ese valor o criptomoneda, la misma sube como la espuma y se obtiene plusvalías al venderla.

Pero en determinadas ocasiones puede pasar lo contrario, esto es, que otros inversores minoristas que les siguen acaben sumando cuantiosas pérdidas.

Inclusive Tubacex

La operativa se organizó creando un grupo de Telegram bautizado como WS Bets Español, y el creador informó a sus 6.000 miembros que había que invertir en Tubacex a partir del 3 de febrero.

Lo que sucedió es que muchos de los usuarios del grupo comenzaron a invertir antes para estar bien posicionados, lo que provocó que la acción de Tubacex se apreciara un 15%, aunque finalmente la subida se quedó en un 6%.

Consecuencias legales

Ahora las autoridades norteamericanas están investigando si el operar de WallStreetBets puede tener algún tipo de consecuencia legal, ya que lo cierto es que han sumido a Wall Street en una situación desconocida.

Alterar el precio de los valores puede ser, en determinadas circunstancias algo ilegal, y que inclusive podría hacer que los dirigentes de WallStreetBets puedan ser encausados penalmente.

Fuente – EL PAÍS / magnet / Economía en EL PAÍS

Imagen – South Bend Voice / Big Fish Shadow / Maryland GovPics / Images Money / Kārlis Dambrāns / Twitter / H.L.I.T. / Taro Glide / SRSL / Wesley Fryer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s