Las cúpulas se digitalizan

Sobre todo, en las cotizadas del IBEX 35, se empiezan a introducir plataforma de gobernanza para poder realizar los consejos de administración en «remoto» y siempre con la suficiente seguridad para evitar que decisiones y documentos caigan en manos de la competencia o de otras empresas

El 2020 fue el primer año en el cual, en nuestro país, muchos consejos de administración se tuvieron que llevar a cabo de manera telemática debido al confinamiento obligado por la pandemia de SARS-CoV-2.

En pleno «cerrojazo» en el 2020, cuando las restricciones de movilidad eran estrictas, muchas reuniones de las cúpulas de las empresas se tuvieron que realizar Zoom, Google Teams o similar.

En realidad, las empresas que han cambiado de mentalidad y ya estaban prácticamente digitalizadas han sido las más entusiastas de mantener las reuniones de sus consejos de administración por videoconferencia.

Y esto es solo el principio

Aunque vivimos en un país donde en el ecosistema laboral, también en las cúpulas, a estar físicamente en el trabajo y en las reuniones, el cambio todavía tardará en llegar.

Que somos un país en el cual, algunas veces, lo único importante es estar presente, no trabajando por objetivos sino por «calentar» la silla, se ve ahora cuando la mayor parte de las empresas han vuelto a sus oficinas.

El siguiente paso, aunque no sabemos en cuantas décadas eso será posible, es que sea utilice la inteligencia artificial para la toma de decisiones empresariales. Con eso y el Big data, la operativa de las empresas adquirirá un cariz más racional.

La dirección a favor

En los últimos estudios sobre el nivel de digitalización de los consejos de administración en España, que ha llevado a cabo ESADE, el 43% de las empresas califican como “excelente” su nivel de digitalización.

Asimismo, el 63% de los consejos de administración entrevistados consideran una prioridad ahondar en el proceso de digitalización como una manera de hacer la actividad de la dirección mucho más efectiva.

También hay que poner en valor la influencia que ha tenido la pandemia de SARS-CoV-2, que desgraciadamente aun padecemos, como un catalizador para acelerar la digitalización de los consejos de administración.

De hecho, el grueso de las empresas del IBEX 35 ya poseen plataformas que les permiten realizar los consejos de administración de una manera virtual, pero incidiendo sobre todo en lo que tiene que ver con la seguridad en las comunicaciones.

Seguridad, ante todo

Estas plataformas que permiten los consejos de administración en «remoto» destacan sobre todo por la seguridad en las telecomunicaciones, así como en lo que tiene que ver con la compartición de forma segura de documentos societarios.

En un consejo de administración se manejan muchos documentos que en caso de llegar a manos de la competencia podría resultar el hundimiento de la empresa por lo que todas estas plataformas tienen repositorios seguros.

¿Cómo se construyen estas plataformas?

Por lo general, estas plataformas se construyen a base de módulos, esto es, cada empresa puede elegir, hasta cierto punto, la configuración que va a tener la misma.

Dependiendo de las funcionalidades que se deseen así será el precio, añadiéndose unos módulos que no son precisamente baratos, aunque las empresas que compran ese software difícilmente van a tener problemas con el precio.

Por lo general una plataforma para gobierno cooperativo oscila en unos precios entre 15.000 y 100.000 euros.

Inteligencia artificial, la próxima frontera

Será el próximo paso que se dará, y aunque las decisiones en los consejos de administración serán tomadas por humanos, es posible que las opciones sean gestadas a través del análisis de Big data y el uso de inteligencia artificial.

Por lo tanto, las nuevas plataformas tendrán también que incorporar módulos de inteligencia artificial y de análisis masivos de datos.

En estos momentos, la principal queja en los consejos de administración se basa en la falta de conectividad entre las plataformas de gestión de gobernanza y la falta de compatibilidad con otras plataformas que se utilizan en el trabajo de la empresa.

De lo que se trataría, es que las decisiones llevadas a cabo en los consejos de administración se puedan poner en conocimiento de los departamentos implicados de manera automatizada, con lo cual se ahorraría tiempo y dinero.

Ahondar en la digitalización de los directivos

Pero para que la digitalización llegue a los consejos de administración no es necesario solo tener acceso a completas plataformas digitales de gobernanza, sino también incidir en la digitalización de los directivos.

Al mismo tiempo, también es necesario cambiar la cultura empresarial española, que como ya hemos indicado se basa en la presencia física, de trabajadores y directivos en el centro de trabajo.

Sería necesario que la empresa española mutase hacia el trabajo por objetivos, en lo que importa es el resultado obtenido y no el número de horas que has estado trabajando en la oficina.

Y para ello tienen que ser los «primeros espadas» de cada organización los que se impliquen en la necesaria digitalización profunda que permee a toda la empresa en ese cambio de paradigma empresarial.

Sin embargo y como Roma no se construyó en un día es necesario que ese proceso sea progresivo y vaya introduciéndose en pequeñas dosis de digitalización para que los empleados y directivos de la organización la vayan interiorizando.

Por ahora son muchas las cotizadas del IBEX 35 que se han metido en semejante berenjenal debido a que para ellos es también una cuestión de imagen para demostrar que son empresas modernas que están a la última.

¿Y las PYMES?

En la pequeña y mediana empresa los procesos de digitalización de la gobernanza, y otros muchos, están todavía en pañales y adolecen de falta de profesionalidad.

Esa endeblez de sus estructuras digitales se produce por varios motivos, entre otros del desconocimiento de lo que supone la gobernanza digital y por el otro que también se desconocen sus ventajas.

Con todo, como otros procesos tecnológicos, finalmente acabarán llegando a la pequeña y mediana empresa, aunque es un proceso en que habrá que invertir un tiempo.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – U.S. Army / Maryland GovPics / Brad / Sarah Page / Thomas Liske / Nicolas Nova / Manuel Schmalstieg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s