Criptoestafa

Con más de 200.000 personas estafas, solo en Europa, y llegando a 17.000 en España. Tras la desarticulación de la red que ofrecía falsas inversiones en criptomonedas, se ha descubierto un entramado financiero que se encargaba de blanquear el dinero obtenido, que puede superar los 2.000 millones de euros

La inversión en criptomonedas, además de ser un mercado excesivamente volátil, ha dado también lugar a estafas a miles de inversores con miles de millones de euros de beneficio para los estafadores.

Una investigación de los Mossos d’Esquadra ha dado como resultado la desarticulación de una organización dedicada a la estafa a inversores que ha destapado call centers en los Balcanes, brókeres que no lo eran y 470 webs fraudulentas.

Estafas toda Europa

Se estima que, en Europa, han sido estafados alrededor de 200.000 personas, siendo los países más afectados Alemania, Italia y España.

La desarticulación de la red criminal se ha producido por la colaboración de diversas policías europeas, en el caso de España con la colaboración de Mossos d’Esquadra y de la Guardia Civil.

En el caso de la policía catalana su labor ha sido crucial, ya que después de intervenir 3 millones de correos electrónicos, se han podido localizar 470 sitios web desde donde se realizaban las estafas.

A partir de esos sitios web, se ha conseguido desarticular call centers desde donde se captaba a los clientes, así como una tupida red empresarial para el blanqueo de las importantes cantidades de dinero que ganaba la red mafiosa.

Tras analizar la documentación, los dos cuerpos policiales españoles estiman que en España se ha podido estafar a 17.000 personas.

Se trata de una red criminal que es como una hidra, el animal mitológico, que cuando se le cortaba una de sus cabezas le volvían a crecer varias más, que habría obtenido, hasta ahora, 2.400 millones de euros de beneficios.

En uno de los casos más sangrantes, a una anciana de 80 años le llegaron a estafar casi un millón de euros, por parte de una red criminal cuyos orígenes hay que buscar en Israel y Europa del Este.

Un entramado empresarial

Una de las marcas comerciales que está investigando la policía es EverFX, que tuvo cierta repercusión mediática ya que fue, durante tres años, patrocinador del Sevilla Fútbol Club.

En nuestro país esa empresa operaba a través de Intercertus ICC, empresa que trabajaba con una licencia del mercado financiero de Chipre.

Intercertus fue vetada para operar en el Reino Unido por FCA, el supervisor del mercado financiero de aquel país, así como EverFX.

La red criminal no solo comercializaba criptomonedas, sino que también operaba en el mercado de divisas, materias primas y otros muchos productos financieros.

Investigación de CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores, está esperando para actuar, a la información que le remita la policía.

De cualquiera de las maneras, y aunque la CNMV tome cartas en el asunto, la única decisión que pude tomar es informar al supervisor de los mercados de Chipre sobre la mala praxis de la citada Intercertus ICC.

Chipre tiene el sambenito de ser un país donde muchas empresas de dudosa legalidad se radican para poder acceder a los mercados europeos de diverso tipo, también el financiero y el de las criptomonedas.

Coordinación de Eurojust

La agencia europea para la cooperación judicial de los países miembros ha sido la que ha permitido coordinar a las policías de siete países europeos para la intervención de call centers.

Dichos centros de llamadas eran el primer eslabón de la estafa, y han sido allanados, por las respectivas policías, en Albania, Georgia, Macedonia del Norte, Bulgaria y Ucrania.

Era desde Albania donde se recibían el grueso de llamadas para las estafas realizadas en España, y uno de los titulares de esos call centers está fugado y en busca y captura.

La policía alemana también ha intervenido en Georgia, dado que era desde ese país donde se llevaban a cabo la mayoría de las estafas telefónicas que tenían como víctimas a ciudadanos alemanes.

Dificultades para desarticular a la red

La red de estafadores operaba desde los Balcanes debido a que allí la legislación es mucho más laxa y la policía no tiene tanta facilidad como en los países de la UE para intervenir ante actividades delictivas.

La policía cree que los falsos brókeres y trabajadores de los call center que participan en las estafas son plenamente conscientes de lo que hacen, y algunos de ellos puedan acumular ganancias mensuales de entre los 20.000 y los 30.000 euros.

Tal como indica la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra de haberse producido el delito en España, con la legislación actual habrían podido intervenir rápidamente para evitar las estafas.

De cualquiera de las maneras esta operación policial coordinada con varios cuerpos de policía de varios países de la UE, muestra bien a las claras que Eurojust es una herramienta de primer nivel para la coordinación judicial y policial en la Unión Europea.

Para muestra un botón

Uno de los estafados en España, empresario de profesión, entro en conocimiento de una de las plataformas por Facebook.

En un primer momento invirtió 250 euros, pero el asedio telefónico al que fue sometido por uno de esos falsos brókeres, con llamadas telefónicas diarias, hizo que finamente la cantidad invertida llegase a los 60.000 euros.

Los clientes pueden ver en esos sitios web fraudulentos cómo evoluciona su inversión, pero todos esos gráficos y cifras son falsas, y nunca acaben recuperando ni su inversión ni sus beneficios.

Además, los delincuentes no se arredran y una vez perpetrada la estafa se hacen pasar por abogados que pueden recuperar el dinero que el estafado ha perdido: como no podía ser menos les exigen más cantidades económicas para recuperar su dinero.

No solo las pérdidas económicas

Además de que alguno de los estafados ha perdido los ahorros de toda su vida, está también el daño psicológico que sufren las víctimas.

Las víctimas se encuentran en una situación de completa indefensión, no pudiendo recupera los miles de euros que han perdido.

En el caso de las víctimas españolas han sido muchas los que han llegado a perder hasta 100.000 euros y tienen que vivir con la cruz de saber que nunca van a recuperar su dinero porque nadie sabe dónde está.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Microsiervos / Tony Hisgett / jwyg / Zarateman / Sascha B. / Tar Sands Blockade / Chris Dlugosz / Frankie Leon

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s