La inflación en Argentina por las nubes

La inflación, por encima de los dos dígitos, no deja de presionar el bolsillo de los argentinos, lo que ha provocado un aumento considerable de la canasta básica de las familias, llegando en algunos casos a superar el ingreso de estas

Con una inflación interanual que alcanza el 58%, la principal consecuencia de las subidas estratosféricas de los precios es un aumento de la conflictividad social.

Miles de piqueteros han iniciado columnas, que, partiendo de las principales regiones del país, convergieron en una multitudinaria manifestación que concluyó en la icónica plaza de Mayo, con el lema de “Trabajo y salario”.

El mismo día que se produjo la llegada de las columnas y con la concentración, se conoció el índice interanual de la inflación, que ha escalado hasta el 58%, siendo el peor registro desde el año 1992.

La principal afectada la clase trabajadora argentina

Los que menos tienen en Argentina son los que más sufren la inflación desbocada, ya que las alzas de precios se concentran en los alimentos de primera necesidad.

Solo en marzo los alimentos han encadenado una subida del 7,2%, y en lo que llevamos de mayo el alza ha sido del 6%.

Los que peor lo están pasando, con diferencia, son los trabajadores agrícolas, que ven como lo que ganan está por debajo de la canasta familiar.

Un peón rural cobra mensualmente, de media, aproximadamente 60.000 pesos argentinos, lo que supone ganar 30.000 menos que los ingresos que te hacen oficialmente pobre en el país austral.

Aunque las organizaciones sindicales agrarias han logrado que los patronos aumenten los sueldos un 47% este año, se prevé la inflación termine el año con un aumento interanual del 60%.

También afecta a los docentes

Los profesores argentinos de educación preuniversitaria son también de los más afectados, que ven como muchos alumnos no pueden estudiar ya que llegan a las aulas sin ni siquiera haber desayunado.

Afortunadamente en los centros de primaria a los niños y las niñas se les puede dar todos los días lectivos una comida, aunque muchos de ellos es tal el hambre que sufren que, aunque quisieran repetir, no pueden por no haber suficiente comida.

A eso se une el que muchas familias no tienen dinero suficiente como para comprar el material escolar ni los uniformes, que son obligatorios en Argentina hasta en la educación pública.

Muchos de ellos tienen que heredar los uniformes de sus hermanos y hermanas mayores, lo que hace que suelan llevar zapatos y pantalones varias tallas más grandes de lo que corresponde a su edad.

Una concentración multitudinaria

En la manifestación también han participado colectivos sociales de lo que se llaman «villas miseria», los poblados chabolistas que se encuentran en el conurbano de Buenos Aires.

En la mayor parte de esos asentamientos la población complementa las «changas», pequeños trabajos informales, con los subsidios que cobran del Estado.

El aumento del ingreso en esos poblados chabolistas ha subido, en lo que va de año, solo algo más que el 40%, cuando como ya hemos informado, la tasa interanual de la inflación se encuentra en 58%.

Más de dos décadas de subidas de precios

La Argentina lleva encadenando subidas sostenidas de los precios, de dos dígitos anuales, desde hace algo más de dos décadas, desde que en el 2002 se terminó la paridad entre el peso y el dólar.

En estos 20 años ningún gobierno, ya sea de izquierdas o de derechas, ha logrado domeñar ese aumento, ya que el problema deriva del déficit fiscal que tiene la Argentina, otro de sus males endémicos.

Las medidas para intentar gobernar esas subidas, cuando el gobierno es de izquierdas, son paliar con emisión de moneda, y si el gobierno es de la derecha la fórmula utilizada suele ser endeudarse con el FMI.

El problema actual es que no se puede utilizar ni una ni otra medida: la emisión monetaria está al límite y por otro lado el interés que se pide a Argentina para prestarle dinero es inasumible por el Estado.

Solo queda una vía

Y es que el gobierno de Alberto Fernández logre dominar el déficit para disminuir el mismo, una medida que ha sido impuesto por el Fondo Monetario Internacional.

Argentina tiene que refinanciar una deuda de 44.500 millones de euros con el FMI, aunque la parte kirchnerista del gobierno no está de acuerdo.

Los seguidores de Cristina Fernández de Kirchner consideran que esa medida, la reducción del déficit, va a afectar negativamente en la realización de políticas sociales que renten de cara a las próximas elecciones.

Y a pesar de ello la economía crece

En el ejercicio 2021, la economía argentina creció un 10,3%, a lo que hay que sumar la recuperación de 10 puntos porcentuales que se perdieron en el 2020 por motivo de la pandemia de SARS-CoV-2.

Además, el crecimiento económico se está realizando en la economía formal, creando muchos puestos de trabajo en ese sector que si paga impuestos tanto las empresas como los trabajadores.

El gobierno de Alberto Fernández está facilitando las negociaciones entre trabajadores y empresarios de manera que los sueldos aumenten más que los precios, y los trabajadores mantengan su poder adquisitivo.

El Estado subsidia la energía

Fue el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner el que inicio estas políticas, que hace que, a día de hoy, el Estado page las cuotas mayoristas de gas y electricidad.

Se trata de una medida para luchar contra la inflación, con lo que se logra que la subida de la energía no repercuta en los hogares, que bastante tienen ya con la subida desbocada de los precios.

Sin embargo, se está preparando una normativa que determinará como se subsidia la energía en función del nivel de renta, de manera que el 10% más rico de los argentinos tendrá que pagar la factura completa de la energía que consuma.

Paradójicamente esa medida progresiva no ha sido impuesta por el Fondo Monetario Internacional, sino que ha sido forzada por el equipo económico del presidente Alberto Fernández.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Cyro A. Silva / Nicolás Alejandro / Regent Language Training / Fibonacci Blue / Antonio Rubio / Diego Torres Silvestre / Dan DeLuca

Se atasca el pacto de rentas

El pacto de rentas, la solución que había pergeñado el gobierno para hacer frente a la difícil situación económica, parece que se atasca por la nula intención negociadora tanto de la patronal como de las centrales sindicales

Las reuniones preliminares para alcanzar un pacto de rentas entre los agentes sociales parecen que no evoluciona al ritmo que sería necesaria ante la preocupante situación económica que comienza a tener España.

Aunque se ha producido la primera reunión, no se ha agendado ninguna nueva cita que reúna a sindicatos, gobierno y patronales.

Estrategia de desgaste

Es la dinámica en la que parecen instalados los agentes sociales, que pretenden dilatar la negociación esperando que el rival ceda en sus posiciones en lo que es evidente que es una estrategia de desgaste.

El principal problema económico que aqueja al país es la inflación, y es por ello que, desde el gobierno se ha propuesto un pacto de rentas, de manera que se acuerde, como primera medida, un alza de precios consensuado.

Desde el gobierno se lanzó la idea de un pacto de rentas hace ya dos meses, y la falta de agilidad en las negociaciones amenaza en convertir en papel mojado una iniciativa que podría ser la solución a la inflación desbocada.

Unos sindicatos y patronal con objetivos claros

Las dos centrales sindicales mayoritarias, UGT y CCOO, pretende, antes de cualquier cosa, un acuerdo para el control de los precios.

Una vez lograda domeñar la tendencia alcista de precios sería el momento para renovar el acuerdo del empleo y la negociación colectiva (AENC).

La AENC es, por así decirlo, la llave maestra para posteriormente poder negociar los convenios sectoriales de cada sector de actividad económica.

Pero por el lado de la patronal también se pretenden conseguir objetivos con la negociación, como son, en el caso de CEOE y CEPYME, no controlar los precios, algo que desde las patronales consideran que debe de ser arbitrado por el mercado.

Como el Banco de España, la patronal considera que topar los precios provocaría entrar en un círculo vicioso en el cual la inflación y los salarios entrarían en una espiral alcista que sería muy difícil de controlar.

Mantener la capacidad adquisitiva

Es el mantra que repiten hasta la saciedad las centrales sindicales, para lo que considera que los sueldos tendrían que subir, en los próximos tres años, entre un 8 y un 9%.

Además, una vez superado el trienio se deberían revisar con respecto a la desviación que hayan tenido estos con respecto al Índice de Precios al Consumo (IPC).

Con estos planteamientos, los sindicatos incluso moderan sus expectativas, ya que hasta hace pocos meses lo que planteaban era correcciones de sueldos anuales de los sueldos en relación directa con la desviación del IPC.

Eso no hacía sino añadir un factor de estrés adicional sobre las empresas ya que serían estas las que deberían de arrostrar la elevación de los sueldos.

En cierto modo interpelan a la CEOE cuando no tiene problemas en que los propietarios incrementen el precio de los alquileres, pero no entienden, o no quieren entender, que los trabajadores también tienen derecho a mantener su capacidad de compra.

Alineación con los trabajadores

Es la postura que ha tomado el Ministerio de Trabajo que es consciente de que no pueden ser nuevamente los trabajadores los que tengan que pagar una vez más los efectos de la crisis económica que se cierne sobre el país.

Bien es cierto, que la solución más manida por muchos gobiernos ha sido, para crisis del jaez de la que estamos sufriendo, es la devaluación salarial, lo que a decir de Yolanda Díez ha sido una decisión errónea.

Sin embargo, para las centrales sindicales, el Ministerio de trabajo está demostrando poca beligerancia por lo cual ya han planteado movilizaciones, lo que puede augurar un verano caliente, y no solo por la canícula.

La postura de la patronal

Es la misma, pero de sentido contrario, por la que los sindicatos plantean las subidas salariales, y se considera que no se puede exponer a las empresas a un sobreesfuerzo para hacer frente a la crisis.

En lo que se refiere a las negociaciones, Antonio Garamendi, el máximo representante de la CEOE, anunció que no se volvería a sentar en la mesa de diálogo por lo menos hasta que hubiese pasado el 1 de mayo.

De cualquier modo, desde la CEOE se apuesta por el diálogo como mejor manera de solucionar la coyuntura económica, y se entiende perfectamente que los sindicatos tienen sus propios intereses que no coinciden con los de patronal.

Movilización sindical

Es la que se ha producido el pasado domingo como corresponde al 1 de mayo, donde se reivindica el Día del Trabajo, con una reivindicación clara de la AENC.

De lo que se trataría es de evitar por todos los medios la devaluación salarial, para lo que es necesario incluir la cláusula de revisión salarial en todos los convenios colectivos.

De ese modo los trabajadores pueden hacer frente mejor a la subida de precios generalizados que se están produciendo a lo largo de toda la geografía española.

Aunque paradójicamente las subidas de precios benefician a las empresas, eso no lo trasladan habitualmente a los sueldos de los empleados, es más, se suelen devaluar esos sueldos.

Un pacto de rentas en el aire

Con el gobierno actuando con un funambulista que no es capaz de mantener bien el equilibrio sobre el trapecio.

Para lograr un pacto de renta beneficioso para todas las partes el tiempo se agota a medida que la inflación va acogotando a los trabajadores.

Para lograr ese pacto de rentas los sindicatos tendrían que lograr «amarrar» la AENC, de manera que se puedan incluir las cláusulas de revisión salarial a lo convenios de la mayoría de las empresas.

Subida de tipos en EE. UU.

Se suele decir que cuando Estados Unidos se constipa el resto de mundo puede acabar con una pulmonía, por lo cual no está demás ver que se hacen en el país que gobierna Joe Biden para ver lo que puede suceder en España.

La FED norteamericana, equivalente al Banco de España, acaba de subir los tipos de interés para hacer frente a una inflación desbocada.

La subida de tipos de interés ha sido de un 0,5%, con lo cual los mismos quedan en el 1%, con la previsión de subirlos al 2% en el próximo mes de julio.

¿Será esa la tónica que siga el Banco de España para hacer frente a la inflación desbocada? El tiempo lo dirá.

Fuente – EL PAÍS / Economía en EL PAÍS

Imagen – La Moncloa – Gobierno de España / John Graham / Unión General de Trabajadores / Images Money / Matthias Ripp / Fundación Cajasol / UGT – Madrid / Raji PV / Simone Fontana

Subida de precios

Algunas de las principales multinacionales que producen alimentos procesados, caso de Nestlé, han subido los precios de la generalidad de los productos que elaboran. Si hasta ahora no habían repercutido en el precio de los productos el aumento de sus costes, ahora sí. Mientras tanto la inflación sigue campando por sus respetos

Y en este caso de los productos de la multinacional Nestlé, que sube los precios como no los había subido en una década.

Con ello, la multinacional suiza pretende repercutir en el cliente la subida de precios que ellos tienen en la materia prima y en todos los elementos que inciden en la producción de sus alimentos procesados.

En este aspecto, en la subida de precios, no hace sino seguir la senda de subida de precios de otras multinacionales alimentarias, como pueda ser el caso de Danone o Procter & Gamble, con la vista puesta en adecuarse a las necesidades del mercado.

Repercutir en el consumidor

Se trata de un proceso generalizado que se está produciendo en casi todos los mercados, incluido el de la producción alimentaria.

Además, desde Nestlé, ya se ha advertido que en los próximos meses seguirán las subidas de precio en sus productos.

Con ello se unen a un movimiento que se está produciendo en su sector, donde otros gigantes de la producción alimentaria, como la norteamericana Procter & Gamble y la francesa Danone ya han llevado a cabo una actualización de sus productos.

Entre los factores que hacen que hayan aumentado, y mucho, los precios de los alimentos procesados se encuentran el encarecimiento de la energía y la guerra de Ucrania, que está afectado a la producción de ciertas materias primas.

Hay que tener en cuenta que el aumento de los precios de la energía afecta a un buen número de sectores, como son desde el transporte a la necesaria cadena de frío de muchos de los alimentos que produce Nestlé.

El negocio es el negocio

Hasta bien entrado el 2021 estas grandes industrias de la alimentación habían intentado absorber el aumento en los costes de producción.

Sin embargo, los factores ya indicados y el aumento de la inflación, ha provocado que Nestlé y otras multinacionales de la alimentación hayan dicho basta y hayan empezado a repercutir el aumento de los costes en sus clientes.

En el caso de la multinacional suiza se trata de mayor aumentó del precio de venta al público de la última década, con una subida de los precios que terminará 2022 cercana al 6%.

Inclusive la empresa que dirige Paul Bulcke ya ha advertido que el aumento de precios seguirá por lo menos en lo que queda de 2022, con una subida, hasta el momento de casi el 5%; algo parecido ha hecho Procter & Gamble.

La demanda aumenta

Afortunadamente para Nestlé y para otras empresas de su sector, la demanda de sus productos no deja de crecer, y las previsiones para los próximos meses son muy halagüeñas.

En el caso de Procter & Gamble la demanda ha aumentado, en lo que va de año, un 7%, lo que supone el mejor resultado en los últimos tres lustros.

En el caso de la empresa que nos ocupa, Nestlé, en el primer trimestre del año la demanda aumento un 5,4%, logrando unas ventas de 21.622 millones de euros.

Las previsiones de beneficio operativo de la empresa que fundase Henri Nestlé son, para este año, de más del 17%.

Un aumento responsable

Así ha definido el consejero delegado de Nestlé, Mark Schneider, el aumento de precios que la multinacional ha imprimido a sus productos.

Algo que paradójicamente, aunque no se pueda hablar de una relación directa entre ambos hechos, ha producido un aumento orgánico de ventas.

Schneider también ha advertido que, en un entorno altamente inflacionario, va a provocar nuevos aumentos de precios, que irán complementadas con medidas mitigadoras del daño que la inflación causa a la empresa.

La inmensa mayoría de la gama de productos de Nestlé ha aumentado el precio, en productos tan dispares como los Kit Kat o el agua con gas Perrier, aunque los máximos aumentos se han producido en la comida para mascotas.

En cuanto a las regiones donde mayor aumento se ha producido en el coste de los productos, América del Norte lidera el ranking con un aumento del 8,5% en los precios mientras que en Europa han aumentado «solo» un 3,5%.

Como dato que afecta a quien esto redacta, las cápsulas de café Nespresso han aumentado su precio un 3,1%, con lo que tomarse el café de la mañana es ahora mucho más caro.

Una inflación que no da tregua

Es uno de los principales riesgos económicos que se ciernen sobre la eurozona, donde geográficamente se encuentra ubicada España, aunque se trata de un proceso generalizado en los cinco continentes.

En el mes de marzo, el último del que hay indicadores, la inflación se ha situado en el 7,4%, lo que supone haber subido casi dos puntos porcentuales con respecto al mes de febrero de este 2022.

Eso está suponiendo una subida generalizada de precios, que en el caso de los países que tiene el euro como moneda común, ha escalado hasta el 7,8% en términos interanuales en lo que respecta a alimentos frescos.

Lo que resulta más preocupante es el aumento del precio de la energía, que se ha situado en el 44,4% en el mes de marzo, después de que en el mes de febrero subiera un 32%.

Dentro de esta escalada inflacionista, también suben los precios en el sector servicios, que en términos interanuales se han encarecido un 2,7%, superando en dos décimas al incremento producido en febrero.

En cuanto a la tasa de inflación subyacente, se ha producido un alza histórica, que la ha situado en el 2,9%; se trata de un indicador que no tiene en cuenta el precio de los alimentos frescos, el alcohol ni el tabaco.

De entre los países de la Unión Europeo donde más han aumentado los precios, estos son, Lituania Estonia, Chequia, mientras que los estados donde menos aumentaron los precios nos encontramos a Malta, Francia y Portugal.

Fuente – EL PAÍS / El Confidencial

Imagen – Bycroft Boy / Donald West / Eric Hunsaker / Polycart / Dantadd / Cost of Living

En Rusia también se evade

Nuevas revelaciones de los papeles de Pandora, demuestran que muchos oligarcas del círculo de confianza de Putin, llevan años evadiendo divisas a las Hacienda rusa mediante sociedades en paraísos fiscales. Las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea habrían acelerado esos comportamientos delictivos

En la Rusia actual también se evade entre los círculos y los oligarcas que participan de la amistad de Vladimír Putin, al menos así lo demuestra una nueva hornada de los Papeles de Pandora.

En lo que fuera el primer país que tuvo la primera sociedad socialista que pretendió abolir la propiedad privada y las diferencias socioeconómicas, campa por sus respetos un capitalismo de pillos que evaden todo lo que pueden.

En la última revelación de los Papeles de Pandora se muestra, bien a las claras, un total de 3.600 sociedades en paraísos fiscales que tienen como propietarios a oligarcas de la órbita del Kremlin.

Sortear las sanciones

Es el caso de Alexéi Mordashov, uno de los incondicionales de Vladimír Putin, que, para sortear las sanciones de Europa y Estados Unidos, ha vendido su principal empresa, una participación en mayorista turístico alemán TUI, a una sociedad radicada en las Islas Vírgenes Británicas.

De ese modo, vendiendo un tercio de su participación a Ondero Ltd., la sociedad instrumental con la que controla sus inversiones en Europa, evita un más que posible embargo si la participación estuviese a nombre de una sociedad rusa.

De la misma manera han actuado un buen número de oligarcas rusos que veían más que probable, como realmente ha sucedido, que Europa y Estados Unidos congelasen sus activos en la UE y en territorio norteamericano.

En el caso de España, el gobierno ya ha actuado contra media docena de yates propiedad de la élite económica rusa, inclusive, aunque los mismos estuvieren domiciliado en paraísos fiscales y no estaban directamente a nombre de los potentados.

Una matrioska rusa

Siguiendo con la ingeniería empresarial del tal Mordashov, Ondero Ltd. está desde el año 2018 controlado por Ranel Assets, que se encuentra bajo el control de Marina Mordashova, la mujer de Alexéi.

Todo ello aparece en un nuevo capítulo de los Papeles de Pandora, como datos de la investigación que desde hace unos años lleva a cabo el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Esta operativa, sociedades offshore que están controladas a través de otras sociedades no es nuevo, ya que es un clásico en la evasión empresarial y de capitales, algo a lo que también son aficionadas las élites rusas.

Los Papeles de Pandora son un conjunto de 11.900.000 documentos que fueron filtrados a la prensa y que provienen de 14 proveedores de servicios offshore, y que empezaron a ser filtrados, no se sabe por quién, a partir de octubre de 2021.

Entre los evasores, se encuentran 42 billonarios rusos cuya riqueza supone el 15% del Producto Interior Bruto que produce el país que gobierna Vladimír Putin.

Miles de sociedades

En los papeles de Pandora se encuentran reflejadas un total de 3.700 sociedades offshore que pertenecen a 4.400 ciudadanos rusos.

Las sociedades offshore han sido creadas por proveedores de ese tipo de servicios cuya operativa consiste en crear una variedad de sociedades – empresas, fideicomisos y fundaciones – cuya misión es ocultar al fisco enormes cantidades de dinero.

Uno de esos «despachos» se llama Alpha Group, que es uno de los que habitualmente operaba para clientes rusos: el 40% de sus sociedades eran para clientes del país de las estepas.

El pasado jueves, el ICIJ hizo públicos más «papeles» de Alpha Group con lo cual han aflorado otros muchos potentados rusos que utilizaron a ese despacho para evitar pagar impuestos al fisco ruso.

PriceWaterHouseCooper también en el ajo

Las últimas revelaciones del ICIJ también extienden la responsabilidad a la consultora internacional PriceWaterHouseCooper, que habría ayudado a Alexéi Mordashov a ocultar parte de su fortuna.

En el año 2003, el potentado ruso contaba con 37 años de edad y ya aparecía en la lista que todos los años la revista Forbes publica con los megáricos que hay en el mundo, codeándose con, entre otras, con Oprah Winfrey.

Ya hace casi 20 años PriceWaterHouseCooper ayudaba a Mordashov a ocultar parte de su patrimonio, que a día de hoy se cifra en 29.000 millones de euros, en 65 sociedades opacas las Islas Vírgenes Británicas.

Parte de las sociedades se convirtieron en instrumentales para poder teledirigir las inversiones de Mordashov en la propia Rusia, en compañías de explotación de madera, carbón y medios de comunicación.

Sancionado en febrero

Mordashov ha sido uno de los oligarcas rusos que han sido sancionados por la Unión Europea y por Estados Unidos por la invasión de Ucrania.

Las sanciones han sido impuestas porque para Estados Unidos y la UE, el magnate tiene vinculación directa con el poder ejecutivo que gobierna actualmente Rusia.

Las sanciones a Mordashov golpean directamente a una parte de su conglomerado empresarial, ya que una de sus empresas es Severstal, el cuarto producto ruso de acero y que exportaba tres millones de toneladas de acero a la UE.

Las sanciones se han convertido en el juego del gato y el ratón, por lo que Mordashov optó por vender su participación en TUI y en la minera Nordgold a Ondero Ltd., como ya se ha explicado en estas páginas.

Ondero Ltd. es propiedad de María Mordashova, la mujer de oligarca y madre de sus hijos, la que es difícil que sea sometida a sanciones por la Unión Europea y por Estados Unidos.

En otra operación digna del funambulismo financiero en altura, el avión del oligarca, un Bombardier Global 600, fue registrado en la Isla de Man, otro paraíso fiscal, por lo cual a día de hoy es inembargable.

En el círculo de confianza de Putin

Es el caso de otro de los oligarcas, Suleymán Karimov, que posee en la Unión Europea activos por casi 9.000 millones de euros.

En este caso, los papeles revelados por ICIJ revelan que podría ser el brazo de inversión del dinero que Vladimír Putin ha atesorado en las dos décadas que lleva detentando el poder en Rusia.

En este caso Karimov ha seguido casi de manera ortodoxa el manual del buen evasor, ya que ha creado en diversos paraísos fiscales sociedades interpuestas que llevan el dinero evadido desde estas a una fundación sin ánimo de lucro.

Esas sociedades interpuestas, dirigidas por un sobrino de Karimov, habrían transferido a la fundación casi 300 millones de dólares, y habrían suscrito un crédito de 65 millones de dólares para adquirir dos aviones: un Boeing 737 y un Bombardier Global Express.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Larry Koester / Steve / Yun Huang Yong / BVI / Dan Kamminga / Барвенковский

El turismo se recupera en España, al menos en Semana Santa

A pesar de los nubarrones que se ciernen en el horizonte – enorme inflación y guerra de Ucrania – el sector turístico cifra en Semana Santa la senda de la recuperación de un sector que factura entre un 50% y un 60% menos de lo que lo hacía en 2019, año en el cual todavía no había estallado la pandemia de SARS-CoV-2

Y la primera cita la tiene con la Semana Santa, donde las reservas de alojamientos y de viajes han aumentado un 40% con respecto al ejercicio anterior.

Estos datos provienen de ACAVE, la patronal del sector que ve nubarrones producto de la guerra de Ucrania y la inflación galopante que estamos sufriendo con unas cotas que no se conocían desde los años ochenta del pasado siglo.

Debido a la delicada situación económica, en el sector también se plantean llevar a cabo subidas para que la inflación no se coma los beneficios que son como maná caído del cielo en estos momentos.

Sobre todo, las agencias de viajes

Son el nicho de mercado que pilota la recuperación del sector turístico, en unos tiempos en el cual existen cientos de posibilidades para gestionar los viajes sin intermediarios.

En lo que respecta a las reservas de Semana Santa están logrando recuperar la actividad, y el sector del Turismo piensa que en dichas fechas se va a iniciar la recuperación del sector.

En las previsiones de los principales actores del sector se barajaba – ahora tenemos una guerra encima y un alza de precios acompañada de inflación – que en el 2024 el PIB que genera el turismo se recuperaría.

Pero los datos que en estos momentos obran en poder de Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas muestran que las reservas de viajes para Semana Santa se han recuperado, en algunos casos, en un 50%.

Además, la clientela planifica los viajes con un mes de antelación, lo que permite que las agencias de viaje tengan más margen de maniobra en caso de que haya alguna incidencia con las reservas.

Invasión en Ucrania

Como en otros muchos sectores, la invasión de Ucrania perpetrada por Rusia ha afectado al sector, con una retracción del número de viajes contratados, además de ser el importe más bajo de lo que se esperaba.

Sin embargo, los españoles, a la hora de viajar, en muchos casos dejamos la contratación para el último momento, con lo cual sería posible incluso que en breve se reactivase la demanda.

En un reciente estudio demoscópico encargado por el propio sector, el 79% de los operadores de viaje informan que el estallido de la guerra en Ucrania ha provocado un mayor conservadurismo a la hora de contratar viajes.

A pesar de ello la patronal del sector espera que la guerra de Ucrania sea solo un pequeño bache y el problema no se cronifique.

La invasión de Ucrania ha quitado las ganas de viajar a mucho turista europeo que antes del conflicto bélico demostraba mucho apetito, atrasado por la pandemia, para conocer nuestro país.

Destinos turísticos

En lo que respecta al viajero nacional que quiere viajar en Semana Santa los destinos preferidos son Canarias, Cataluña, Valencia, Andalucía y Baleares.

Además, uno de los principales empujes en cuanto a la contratación se centra en el turismo rural, con regiones que casi han colgado el cartel de completo.

Por su parte, y también centrándonos en Semana Santa, la contratación de viajes desde el extranjero para visitar nuestro país ha aumentado entre un 40 y 50%, sobre todo entre turistas Francia, Reino Unido y el Benelux.

España se recupera pues como uno de los destinos turísticos preferidos entre los países europeos de nuestro entorno, un destino donde se puede realizar diferentes tipos de turismo, desde el de sol y playa hasta el gastronómico y cultural.

La inflación se desboca

En estos momentos la inflación bate récords históricos en nuestro país, con un 9,8%, magnitud que no se conocía desde mediados de los años 80 del pasado siglo.

Ese factor es uno de los que podrían lastrar la recuperación del sector y desde ACAVE se siente preocupados no vaya a ser que los buenos resultados de Semana Santa sean solo el canto del cisne.

Debido a esa inflación, los paquetes turísticos aumentarán de precio entre un diez y un doce por ciento, lo que puede redundar en un menor gasto de los turistas.

Además, el sector todavía no ha podido recuperar la actividad – y la facturación – del 2019, el año anterior a la pandemia, con una facturación que todavía está entre un 70% y 80% menor que antes de la pandemia.

Se estima que el 28% de la fuerza de trabajo del sector turístico se encuentra todavía en ERTE, algo sostenible porque el gobierno ha permitido al sector auxiliarse con el Mecanismo RED que beneficia a las agencias de viaje.

El Mecanismo RED es el que ha permitido la rápida gestión de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal que ha sido un auténtico salvavidas para el sector turístico y el de las agencias de viajes.  

Explorar nuevos mercados

En esa dinámica se entiende la campaña que TURESPAÑA está llevando a cabo en Estados Unidos, con la idea de promocionar el destino como sinónimo de calidad, seguridad y sostenibilidad.

El formato de la campaña es reunir a 56 turoperadores norteamericanos con 45 destinos turísticos españoles, con la vista puesto en que los norteamericanos diseñen paquetes turísticos que incluyan nuestro país.

Entre hoy y mañana y bajo ese «paraguas» se va a celebrar en Miami el Spain Summit 2022, en el que además del sector nacional y tour operadores norteamericanos, también estarán presentes las Consejerías de Turismo.

Con este acto se retoman los contactos entre los sectores de turismo de España y Estados Unidos, que habían quedado congelados, producto de la pandemia que afecto a los cinco continentes.

Estados Unidos siempre ha sido un oscuro objeto de deseo para el sector turístico español, tanto por el volumen de turistas que posee como por el elevado gasto que realizan los nacionales de aquel país cuándo viajan.

Fuente – EL PAÍS / HOSTELTUR

Imagen – Marco Verch / A. Davey / manhhai / Drone Pics / John Loo /

Volver a los años 70

Y a sus crisis del petróleo, que se parece, como dos gotas de agua, a la que se está produciendo ya en estos momentos en Europa, con una guerra en Ucrania y la UE y Rusia clavándose el rejón con todo tipo de sanciones económicas

Y a su crisis petrolífera es lo que parece que se está configurando en lontananza, aunque si recordamos, en aquel momento el detonante de la crisis fueron dos guerras, o tres, según se mire.

Una de las guerras que provocó la crisis fue la ya mediada, para aquella época, Guerra del Vietnam, y dos guerras – la de los 6 Días y la del Yom Kippur – que enfrentaron a Israel con sus vecinos árabes.

Un más que probable aumento del precio de la energía y de la canasta básica de alimentos podrían ser los prolegómenos de agitaciones sociales, a las que ni los países que forman parte de la Unión Europea ni España serían ajenos.

Represalias

El punto álgido de la crisis del petróleo de los años setenta del pasado siglo fue una represalia de los países árabes productores de petróleo, casi la mayoría de los que formaban al OPEP a aquellos países apoyaban a Israel.

La escalada de precios que se están llevando a cabo en estos momentos recuerda a la que se produjo hace 49 años, aunque evidentemente el contexto económico es diferente, ya que ahora la economía mundial está mucho más interconectada.

Además de que la economía mundial no es tan dependiente de los combustibles fósiles, el precio de barril del petróleo parte de indicadores bajísimos, después de que dos años de pandemia hundieran barril a mínimos inimaginables.

La dependencia de Rusia

Hablando exclusivamente del caso europeo, la realidad es que buena parte de los países de la Unión Europea tienen una gran dependencia energética del país que gobierna Vladimír Putin, y no solo.

Además del petróleo y gas que nos llega de las refinerías de más allá de los Urales, Rusia también ha creado un inmenso mercado en Europa para todo tipo de minerales estratégicos y de tierras raras.

Moscú es uno de los principales exportadores del neón, con una cuota de mercado del 70%, un gas insustituible para la fabricación de semiconductores, que utilizan infinidad de industrias, entre ella la del automóvil.

Otros minerales que se extraen casi exclusivamente en las minas rusas son el paladio y el aluminio, abrumadoramente presentes en muchos procesos industriales que se desarrollan en Europa y Estados Unidos.

Inclusive antes de la invasión

Los precios del petróleo y otras materias primas que Estados Unidos y Europa utilizan masivamente ya habían crecido inclusive antes de la invasión de Ucrania.

En solo un año el precio del gas se ha multiplicado por doce y el barril de Brent, el índice para el petróleo que se produce en el mar del Norte, se ha elevado en un 70%.

Todo ello ha puesto a Europa al borde de un shock energético, probablemente de la misma magnitud del que se vivió en Europa en los años setenta del pasado siglo.

Como si de un castillo de naipes se trataran, en esos años se produjo un masivo cierre de industrias y el desempleo alcanzó los dos dígitos, lo que provocó, por la asimétrica afección de la crisis, miles de disturbios a lo largo de los países que hoy conforman al Unión Europea.

Por si eso fuera poco ahora se une la invasión de Ucrania, que ha provocado que la UE active un enorme paquete de sanciones, entre las que podría dictar también el embargo de compra de petróleo y gas a Rusia.

Hay que tener en cuenta que el 40% del gas que llega a la Unión Europea proviene de Rusia, y en el caso de algunos países como Alemania, el porcentaje llega al 82%.

España puede ser la solución

En caso de que se lleve a cabo un embargo energético a Rusia, nuestro país podría ser la solución para el suministro de gas y petróleo para el resto de Europa.

Para ello solo sería necesario, y se dice fácilmente, pero solventar el entuerto haría necesario mucho trabajo y mucha inversión, una interconexión de oleoductos y gasoductos que nos conectase con Francia.

La mayor parte del gas que se consume en España nos llega desde Argelia por un ducto, por lo que la exposición de nuestro país al gas ruso es mínima; España se podría convertir en el nuevo suministrador de gas para Europa.

Otra de las ventajas de España es que posee seis grandes regasificadoras en los principales puertos españoles: el gas que llega en los grandes barcos metaneros viene licuada, y para su utilización hay que pasarla de estado líquido a estado gaseoso.

La UE se plantea que los gaseros estadounidenses lleguen a España, aquí se convierta de nuevo el gas en gaseoso y se exporte al resto de Europa; para ello solo sería necesario un gasoducto que conectase nuestro país con Europa.

En otras latitudes, como es el caso de China, la presente crisis le ha hecho replantearse poner en desuso el carbón como fuente de energía, algo que ya se estaba planteando hasta la invasión rusa de Ucrania.

Pero ahora, ha repensado su postura, y hasta que el horizonte vuelva a estar despejado, y por una necesidad de aseguramiento energético, ha decido posponer, sine die, esa decisión de postergar los combustibles fósiles.

Crisis alimentaria

Es otra de las facetas de esta poliédrica crisis, y estos efectos ya se están sintiendo incluso en nuestro país.

Rusia y Ucrania son los graneros de Europa, con el 25% de la producción mundial de trigo, y en el caso ucranio, 1/8 del maíz que se consume en el mundo proviene, o provenía, de Ucrania.

Esto ya está provocando que el precio del trigo haya subido un 56% y el maíz un 29% lo cual afecta al bolsillo tanto de los particulares como de las empresas.

Especial incidencia ha tenido en el sector ganadero, donde casi el 100% de los piensos con los que dan de comer a los animales están basados en el trigo y en el maíz.

También ha subido muchísimo el aceite de girasol, del que hace un uso intensivo la industria alimentaria sobre todo la que confecciona todo tipo de dulces y de repostería.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Geagea / YiFeBot / CGP Gray / Art Prof / Raw Lawrence / Gemma Billings

La Bolsa cae en picado

Una de las consecuencias más evidentes de la guerra que Rusia ha desatado en Ucrania es el hundimiento de las Bolsas de medio mundo: mientras que el parqué madrileño se ha dejado un 4%, muchas Bolsas europeas han perdido un 2%, mientras que la «onda sísmica» también ha llegado a Estados Unidos

La Bolsa de Valores suele ser un termómetro bastante adecuado para tomar la temperatura de la salud geoestratégica que se vive en el mundo y cualquier guerra, por pequeña que sea, afecta a sus índices.

 Si ya la tendencia era bajista desde que se produjo la invasión de Ucrania a manos de las tropas rusas, la noticia de que Rusia se ha hecho con el control de la mayor central nuclear ucrania, ha hundido el IBEX 35.

Jornadas negras

Fue el pasado jueves cuando el parqué madrileño se dejaba un 4%, mientras que otras Bolsas europeas perdían hasta un 2% en su cotización.

A empeorar la situación ha contribuido las noticias que dan por cierto que el ejército ruso ha tomado la central nuclear de Zaporiyia, provocando que los inversores entraran poco menos que en pánico.

Como consecuencia, muchos inversores han tomado la determinación de invertir su dinero en valores refugio, descapitalizando muchas empresas, optando por la inversión en metales preciosos y en dólares.

En panorama bursátil amenaza tormenta, después de que fuentes de la OTAN y el Pentágono hayan dado por cierto las informaciones que indican que lo peor, en Ucrania, todavía está por llegar.

Por otro lado, otro factor que tampoco colabora para una próxima estabilización de los mercados es que la Blitzkrieg que pretendía Rusia se haya convertido en un estrepitoso fracaso, y lo que queda ahora, según la mayoría de los analistas militares, sea una larga campaña militar que podría durar años.

Zaporiyia asegurada

Afortunadamente, y aunque se ha saldado con una victoria militar, por el momento, del ejército ruso, la central nuclear de Zaporiyia parece asegurada.

A pesar de que para la conquista el ejército ruso utilizó artillería y misiles, ninguno de los seis reactores nucleares ha sufrido ningún daño y no ha habido, que se sepa, ningún escape nuclear.

Además, los fuegos que se habían declarado durante el asalto ruso han podido ser, finalmente, controlados por los bomberos ucranios que han sido destacados para mitigar el incendio.

El ataque ruso ha sido calificado como «terrorismo nuclear» por parte de presidente ucranio Volodímir Zelenski, que acusa a los rusos de estar intentando que se produzca un nuevo Chernóbil.

Pánico en los patios de operaciones

A pesar de que la situación parece controlada en Zaporiyia, el anuncio del asalto ruso ha provocado que el selectivo español haya perdido un 0,21% con respecto a la cotización del día anterior.

Nada más abrirse el parqué, el IBEX 35 ha perdido un 3% de su cotización, por lo que ha bajado de la «barrera psicológica» de los 7.800 puntos porcentuales.

Entre los valores que más han sufrido se encuentran las empresas turísticas y los bancos: Amadeus y Meliá se dejan un 9 y un 6% respectivamente.

En el caso de los bancos, Sabadell, CaixaBank y BBVA pierden todos ellos, un 4% de su cotización, en lo que adivina un viacrucis para las entidades financieras.

Al resto de los parqués europeos no le ha ido mucho mejor que la Bolsa madrileña, con unas pérdidas del 3% en los parqués de Fráncfort, París y Londres, mientras que Milán pierde algo más de un 5%.

Mientras tanto, las Bolsas norteamericanas y la japonesa también pierden muchos enteros y se hacen eco del efecto bajista que en los parqués europeos ha provocado la invasión rusa de Ucrania.

Bono basura y dolarización

Pero los principales daños estructurales para la economía ya los están sufriendo las Bolsas rusas, con un rublo que se ha desplomado producto de las nuevas sanciones.

Hay que tener en cuenta que el Banco Central Ruso y otras importantes entidades financieras de ese país han sido desconectadas del sistema SWIFT, lo que en la práctica supone que no pueden ni emitir ni recibir pagos.

De hecho, muchos rusos han acudido en masa a sacar su dinero de los bancos en la posibilidad de que se produzca un «corralito» como el que acaeció en Argentina y los clientes de los bancos no puedan sino retirar semanalmente una mínima cantidad de sus ahorros.

La desbandada también se ha producido entre los clientes de los bancos rusos que tenían sus depósitos en dólares: se está produciendo retiradas masivas debido a que los impositores piensan que próximamente será el dólar la única moneda que tendrá valor.

La situación económica es tan desastrosa que las dos principales agencias de calificación crediticia, Moody’s y Fitch, califican el bono ruso como bono basura.

Al mismo tiempo, la deuda pública alemana sigue valorándose en negativo, esto es, los bonistas tienen que pagar por tener su dinero en deuda pública alemana; mientras tanto el dólar norteamericano no deja de apreciarse frente al euro.

Todo sube

En previsión de que Moscú reaccione con una batería de sanciones que hagan que en occidente las empresas tengan que cambiar de proveedores de un buen número de materias primas que tenían su origen en Rusia.

El problema más evidente lo van a tener la mayoría de los países europeos, en ese sentido España se verá menos afectada, que importan el gas desde Rusia, lo que obligará a traerlo de otros países como Estados Unidos o Suecia.

En el caso español, la mayor parte del gas proviene de Argelia, y puede convertirse en el país europeo que provea de gas al resto de la UE debido a que España posee seis regasificadoras.

En esencia una regasificadora permite transformar el gas licuado que viene en los barcos gaseros en un producto gaseoso y poder enviarlo por los diversos gasoductos que discurren por Europa.

Otras materias primas que ya han subido son el grano, diversos tipos de metales y el ya mentado gas, y eso inclusive antes de que Rusia imponga sus sanciones económicas, aunque ante un bloqueo, Rusia será la que más pierda.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – bfishadow / Jussi Ollila / Rehman / Frankie León / fdecomite

Aumentar la tributación de la gran empresa

La OCDE y el G-20 han llegado a un acuerdo para lograr que las grandes corporaciones tengan que pagar impuesto de sociedades homogéneo en los cinco continentes, para evitar de ese modo que muchas de ellas acaben tributando en paraísos fiscales

Es lo que espera el gobierno con una nueva batería de medidas fiscales, con el objetivo de recaudar hasta 2.300 millones de euros más.

De lo que se trata es de transponer el acuerdo al que han llegado los países que forman parte de la OCDE y el G-20, y que se basan en un aumento del impuesto de sociedades de la gran empresa y las multinacionales.

El objetivo es superar marcos tributarios, como la tan cacareada Tasa Google, que han demostrado una mínima efectividad

Llegar a los estándares europeos

Aunque en una reforma reciente, el gobierno español ya logró que el tipo de tributación efectivo llegase al 15%, quedan algunos flecos que todavía hay que cortar.

Entre estos se encuentra el lograr que las multinacionales españolas tributen por el conjunto del beneficio que se logra tanto en España como el de las filiales que la gran empresa española tiene en otros territorios.

Hasta ahora, la legislación fiscal que se aplica a la gran empresa, el beneficio logrado fuera de nuestras fronteras tiene una exención del 95% a la hora de tributar.

Esa peculiaridad hace que la reforma haya quedado en «agua de borrajas», ya que los beneficios que obtiene las multinacionales españolas en territorio patrio son una mínima parte de su negocio.

Nuevos acuerdos de fiscalidad

Es lo que se ha logrado en foros de tanta solvencia económica como el G-20 o la OCDE, unos acuerdos que implican el 90% del Producto Interior Bruto que se genera en el planeta, en lo que se supone unas medidas de efectivo cumplimiento.

Uno de los principios de esas medidas permitirá a los estados que reclamen a las multinacionales un pago efectivo del 15% en todos sus territorios, abonando la diferencia de lo que no hayan pagado hasta ese porcentaje.

En concreto: Si una gran empresa solo ha tributado por el 8% del global de sus beneficios, el país donde la multinacional tenga la sede podrá exigir que se tribute hasta el 15%.

Con estas nuevas medidas el Ministerio de Hacienda estima que se podrían recaudar en cada ejercicio fiscal hasta 2.300 millones de euros más.

Las empresas que verían como aumenta su fiscalidad son aquellas que tienen una facturación anual por encima de los 750 millones de euros.

Bajo la lupa de la Agencia Tributaria

A pesar de que el impuesto de sociedades está actualmente, para la gran empresa y las multinacionales, en un 15%, la Agencia Tributaria sigue la pista a las grandes multinacionales españolas.

Según las estimaciones de la Agencia Tributaria, existen 122 grupos empresariales españoles que facturan más de 750 millones de euros anualmente, de los cuales 57 han tributado menos de ese 15% global.

En una proyección, la Agencia Tributaria tiene conciencia de que de los 35 grupos empresariales que menos tributan la hacienda púbica podría obtener 3.000 millones de euros de transponer lo acordado en la OCDE y en el G-20.

En otra proyección de aquellas empresas que tributan menos del 15% de impuesto de sociedades, la tributación podría aumentar en 5.000 millones de euros.

Las verdaderamente grandes

Es otro de los pilares del acuerdo de la OCDE, y tiene como objetivo aquellas empresas que facturan más de 20.000 millones y que obtiene un beneficio de más del 10% de su facturación.

En ese grupo se encuentran las grandes tecnológicas, y en especial lo que se denomina el consorcio GAFA, acrónimo de las iniciales de Google, Apple, Facebook y Amazon, lo que también se conoce como Big Four.

En esta categoría tan exclusiva la única multinacional española que encontramos es Inditex, el imperio textil global, con decenas de marcas, que fundase Amancio Ortega y que ahora dirige su hija Marta.

La sustituta de la Tasa Google

La intención de la OCDE y de los países que forman parte del G-20 es que el nuevo marco tributario sustituya a la denominada Tasa Google, que tan inoperante se ha mostrado en su recorrido.

En el 2021, esa figura tributaria solo ha recaudado 166 millones de los 1.200 que se habían planteado como meta, aunque posteriormente en el presupuesto quedó consignada una partida de 980 millones.

Lo que se pretendía gravar con la Tasa Google eran las ventas de publicidad online, venta de datos e intermediación digital, aunque las tecnológicas objeto de ese tributo han repercutido el mismo sobre sus clientes.

Con la nueva batería de medidas tributarias lo que se pretender evitar es que las multinacionales acaben tributando la mayoría de sus beneficios en países que son, de facto, paraísos fiscales.

Con un impuesto de sociedades global lo que se evitaría es la competencia entre determinados estados por dar las mejores condiciones financieras, muchas veces de elusión fiscal, para que grandes corporaciones trasladen a ellos sus sedes fiscales.

Historia de una elusión

La Historia de como las multinacionales han logrado imponer técnicas de elusión fiscal comenzó a mediados del siglo XX, cuando muchas empresas se expandieron a mercados globales.

En un primer momento la elusión fiscal la lograban las empresas globales mediante el pago de royalties dentro la misma empresa, pagando las filiales enormes royalties a la matriz ubicada en un paraíso fiscal.

Otra de las añagazas que utilizaban, y todavía utilizan las multinacionales para eludir impuestos consiste en realizarse compras entre las diversas empresas de un grupo empresarial, con unos precios muy por encima del precio de mercado.

Pero la creatividad fiscal no tiene límites y las grandes corporaciones mantienen con los estados un juego del gato y el ratón: a medida que los estados imponen nuevas reglas tributarias, las grandes corporaciones trabajan para orillarlas.

En el caso de nuestro país, se espera que los socios de gobierno, PSOE y Unidad Podemos lleguen a un acuerdo para lograr una fiscalidad más progresiva, a la que posteriormente se sumarían otras formaciones políticas.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Presidencia de la República Mexicana / European Parliament / Center for Global Development (CGD) / Naotake Murayama / U. S. Secretary of Defense / Keith Bellvay / Erica Ashleson

Elon Musk, el éxito de un visionario

Su nombre es sinónimo de éxito empresarial, pero también de un pensamiento, que, en mor de lo políticamente correcto, denominaremos pensamiento lateral. De su mano, que como la del rey Midas convierte en oro todo lo que toca, nos encontramos con PayPal, Tesla, SpaceX o Hyperloop

Aunque se le conoce más por sus extravagancias, algunos lo llamarían pensamiento lateral, la realidad es que inversores y los mercados confían en el muñidor de éxitos empresariales como PayPal, Tesla y SpaceX, por citar solo tres.

Además de un empresario de éxito, Elon Musk es además un mago de la comunicación y sus mensajes calan, no en vano en la red social Twitter tiene 66 millones de seguidores.

Su dominio de la comunicación lo volvió a demostrar en una reciente conferencia dictada desde las impolutas instalaciones de la nueva fábrica de Tesla en Austin (Texas).

Musk respondió en tiempo real a las preguntas que le lanzaban los participantes en la conferencia desde un hotel neoyorquino.

Opiniones poco políticamente correctas

Elon Musk no es que digamos un CEO al uso ni políticamente correcto en sus opiniones; en la conferencia citada, entre las risas de la audiencia, llegó a decir que los consejeros delegados no sirven para nada.

La opinión era aventurada habida cuenta que la mayoría de la audiencia de la conferencia neoyorquina eran precisamente…consejeros delegados de importantes empresas norteamericanas y europeas.

Y esa solo fue una de las perlas que soltó. Aquí va otra: ante la pregunta de que sí se deberían imponer mayor tributación a los superricos, el dijo que no iba a quitar a los gobiernos el trabajo, máxime cuando han demostrado que son altamente ineptos para llevar a cabo dicha redistribución.

También considera que el mundo no se encuentra superpoblado y que la solución es tener más hijos, diciendo que él es un buen ejemplo de ellos, ya que tiene seis retoños.

El hombre más rico del mundo

En la última revisión que ha hecho la Bloomberg, Musk ha quitado la corona a Jeff Bezos, y se ha convertido en el hombre más rico del mundo, con una fortuna personal de 282.100 millones de dólares.

En él conviven diferentes Musk, además del avispado empresario nos encontramos a una persona a la que le vendría bien el calificativo anarcocapitalista, una denominación muy en boga entre los superricos.

Sus opiniones también son extremas, con «perlas» como que la única salvación de la humanidad es colonizar otros planetas o que los robots dominarán a nuestra especie si no lo evitamos de alguna manera.

Mientas que lanza esas opiniones catastrofistas, sus empresas siguen invirtiendo en mejorar la tecnología, habiendo logrado que un primate pueda jugar a un videojuego únicamente con su mente.

El Muskismo

Tal es su trascendencia mediática y su potencia empresarial, que algunos analistas creen que Elon Musk ha inventado un nuevo tipo de capitalismo que han bautizado con el nombre de Muskismo.

Las características del Muskismo, término acuñado por la historiadora Jill Lepore, se caracterizaría por un capitalismo extravagante y extremo.

Eso propicia un tipo de empresas donde su valor, además del valor de la acción, lo determina la fantasía de los gestores de esa industria.

Y Elon Musk, si algo ha sido, es un visionario que ha tenido ideas futuristas que finalmente han cuajado: de la misma manera que la idea de PayPal estaba adelantada a su tiempo, algo parecido sucedió con Tesla.

No nos olvidemos que el objetivo final de Tesla, además de fabricar vehículos completamente eléctricos es que acaben siendo también dirigidos no por conductores humanos, sino por inteligencia artificial.

La idea emboscada detrás de SpaceX también puede ser calificada como ciencia ficción, al menos a estas alturas del siglo XXI: el objetivo final es llevar a buena parte de la población mundial a vivir en colonias en Marte.

Tesla rompe todas las escalas

Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos que aspiran a la conducción autónoma, es el desempeño empresarial que mejores «números» muestran.

Cuando surgió la empresa, las acciones cotizaban a 10 USD, doce años después cada título tenía un valor de 1.068 dólares, teniendo a principios de 2020 una capitalización bursátil de 117.000 millones de dólares.

Una de las últimas noticias, que ha hecho subir todavía más el título, es que Tesla proporcionará a Hertz – una de las empresas de alquiler de vehículos más grandes del mundo – un total de 20.000 vehículos eléctricos.

Musk también es capaz de utilizar a la opinión pública en su propio beneficio, y en esa «clave» se debe de entender la pregunta que hizo en Twitter si debería de vender el 10% de las acciones que poseía en Tesla.

El 60% de los que opinaron contestaron que sí y Musk vendió sus acciones, aunque posteriormente su calculada maniobra le sirvió para no tener que pagar los impuestos derivados de stock options que poseía sobre esas acciones.

Con viento de cola

Los buenos números de Tesla tienen que ver también con una opinión pública, que convencida que de seguir así acabaremos sin planeta donde vivir, ve con buenos ojos la movilidad eléctrica.

A ello se une que los vehículos Tesla son los mejores en su segmento y que los precios prohibitivos que tenían no hace tanto tiempo se han moderado.

Un gigante con pies de barro

A pesar de ello, son muchos los analistas financieros que consideran que el título de Testa está sobrevalorado y que solo se podrá mantener por encima de los 1.000 USD en caso de que en el próximo año logre vender entre 10 y 11 millones de vehículos.

Otros elementos indispensables para mantener la capitalización bursátil de la compañía pasan por reducir los costes de diseño y fabricación de los vehículos y que la membresía que va a lanzar del software de asistencia a la conducción tenga éxito.

Además, en el caso de Tesla, el éxito de la compañía también depende de factores que no están al alcance, al menos aparente, de Elon Musk, como que para el 2035 la Unión Europea prohíba los vehículos con motor de combustión.

En la consecución de ciertas hipótesis se puede entender que Tesla acabe de abrir una factoría en Shanghái, ya que se espera que para el 2025 una cuarta parte del parque automovilístico chino no utilice motores de explosión.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Steve Jurvetson / Ron Frazier / rblood / Brian Snelson / Maurizio Pesce