Buscarse la vida

Es lo que está teniendo que hacer Telefónica ante el hundimiento de los beneficios en el sector de las telecomunicaciones: joint venture  con Prosegur, créditos al consumo con Movistar Money, seguros de salud por medio de Movistar Salud y hasta paneles solares.

Es a lo que se están viendo obligadas Telefónica y otras empresas de telecomunicaciones que ven como su negocio principal, precisamente las telecomunicaciones avanzan con un menor crecimiento.

En el caso de la multinacional que preside Álvarez – Pallete, se está reinventando, ofreciendo a sus clientes alarmas para sus domicilios e incluso paneles solares, todo vale con tal de seguir «engordando» la cuenta de resultados.

Incursionar en nuevos negocios es obligado dado que en el mercado de las telecomunicaciones se vive una guerra despiadada de precios y las utilidades cada día son menores.

Algo que se venía venir

Un reciente informe de Mody’s muestra bien a las claras que los ingresos en el sector de las telecomunicaciones avanzan a un ritmo muy lento, sobre todo si nos fijamos en España.

Debido a ello, Telefónica, pero no solo, se apresta a incursionar en otros sectores en los cuales pueda lograr hacer un negocio que en el mercado de las telecomunicaciones cada día que pasa es más complicado.

Su más grande adquisición de esta última temporada se cifra en haber comprado el 50% de Prosegur Alarmas, aunque también ha ultimado un acuerdo con CaixaBank para comercializar créditos al consumo.

La última incursión del que fuera el operador monopolístico en telecomunicaciones en el mercado español ha sido el sanitario, habiendo llegado a un acuerdo con Teladoc Health, un seguro sanitario privado estadounidense.

Pero también conectividad

Es otra de las vías de negocio que está explorando Telefónica, dado que su saber hacer está indudablemente ligado, desde hace casi un siglo, al mercado de las telecomunicaciones.

La nueva línea de negocio tendría que ver con actividades que hacen necesaria una buena conectividad, de manera que se pueda aprovechar los nuevos desarrollos tecnológicos en los cuales es líder, como el despliegue de una línea de 5G.

Y esto se hace en un contexto, acrecentado por la pandemia, de debilidad macroeconómica y aumento de la competencia, que va a limitar el crecimiento de mercado de las telecomunicaciones español por lo menos en los próximos 18 meses.

Como ya hemos indicado, pero aquí nos extendemos en la explicación, la guerra de precios que se ha instalado en el mercado español de las telecomunicaciones amenaza los beneficios de las operadoras.

Por otro lado, ese mercado, producto de la saturación de las ofertas, comienza a dar claros signos de fatiga, y lo que hasta hace poco era un negocio quedaba pingües beneficios, ya no lo es.

Movistar Money

Fue el lanzamiento estrella del 2019 y se trata de un servicio de créditos al consumo que está desarrollando con CaixaBank, que se convierte en su socio en un mercado en que el novel.

Ahora, y a pesar de la pandemia, Movistar Money está en pleno proceso de expansión internacional, teniendo ya presencia en Alemania y en esta misma semana se ha «lanzado» el servicio en Brasil.

En lo que respecta a su operativa en España, ofrece préstamos de hasta 4.000 euros, y en el poco tiempo que lleva en el negocio de los créditos de consumo ha prestado 84 millones de euros en 30.000 créditos.

Orange también banca en España

Los movimientos que está realizando Telefónica, sobre todo los que tienen que ver con los créditos de consumo, son calcados a los que ha realizado la «teleco» francesa Orange, que comenzó hace años con sus negocios bancarios en su país.

Hace dos años la operadora de telecomunicaciones oriunda del país que preside Emmanuel Macron decidió empezar a operar con su banco en España.

En su «desembarco» Orange ofrecía a sus clientes de telefonía una cuenta corriente, una cuenta de ahorro y una tarjeta de debido, con la cual ha captado 35 millones de euros y ha logrado una cartera de 20.000 clientes.

Joint venture con Prosegur

Es un negocio con el comenzó a mediados del 2019 y a pesar de que adquirió la mitad del negocio de alarmas de la empresa que preside Helena Revoredo, la «batuta» la sigue llevando la empresa de seguridad.

La forma que tuvo de adquirir la mitad del negocio de alarmas de Prosegur, por un montante de 305 millones de euros, fue mediante un canje de acciones, por lo que Telefónica no tuvo que desembolsar ni un euro.

La realidad es que Prosegur y Telefónica se complementan, ya que la empresa de seguridad tiene un saber hacer que lleva acumulando desde su fundación en el año 1976 y la compañía de telecomunicaciones puede aportar su «músculo tecnológico».

También en sanidad

Es el último terreno, y seguramente no será el último, en el cual se interna Telefónica, y no es otro que el de la sanidad, en el que se interna Telefónica.

Pero la fisonomía empresarial no es la de una empresa conjunta, sino que se ha aliado con el seguro médico privado norteamericano Teladoc Health, y para que sus clientes accedan a sus servicios por medio de Movistar Salud.

Se trata de un servicio de atención primaria que se desarrolla mediante videollamadas, un servicio que tiene, actualmente, un precio de 11 euros al mes.

A pesar de ello, Telefónica cumple aquí, como en el resto de sus negocios diversificados, el papel de partner tecnológico, ya sea en los campos de la seguridad, la banca o la salud, como es este caso.

También se atreve con el sector energético

Aunque por el momento solo se trata de una prueba, ahora de lo que se trata es de incursionar en sector de los paneles solares para el autoconsumo doméstico, desarrollando esa función por medio de Movistar Paneles Solares.

Todo este proceso de diversificación se produce en un contexto en el cual su cotización en bolsa es la menor en un cuarto de siglo, y con su tradicional sector de negocio que «hace aguas» por todos lados.

Fuente – eldiario

Imagen – Campus Party México / Etxaburu / Rayshongo / Images of Money / Oatsy / Nacho / Nanavati Hospital / Elliott Brown

Competencia feroz en el mercado de la fibra

El mercado de la fibra óptica para servicio de internet en España está hipertrofiado, con más de 20 marcas comerciales que dan servicio del mismo, aunque finalmente el control queda en pocas empresas, mientras la OPA sobre Más Móvil avanza a buen ritmo

En pocas décadas internet se ha convertido casi en un bien de primera necesidad: ya no concebimos nuestra vida sin la red de redes, ya sea en nuestro teléfono fijo, en nuestro teléfono móvil o ambos.

Si algo caracteriza el mercado de las telecomunicaciones español es su peculiaridad si se lo compara con el resto de los países europeos de nuestro entorno.

Ya sea como marcas propias o como compañías que dependen orgánicamente de las grandes empresas de telecomunicaciones, son 20 las empresas que ofertan servicios de internet bajo fibra óptica.

Estrategias multimarca

Una de las últimas operadoras que se a «sumado al carro» de las ofertas multimarca es la operadora francesa.

Además de ofrecer un servicio premium desde su propia mancheta, utiliza otras empresas para comercializar ofertas convergentes de fijo más móvil.

Esas otras marcas que dependen de Orange son Jazztel, Amena, República Móvil y Simyo, utilizando las dos últimas para una agresiva campaña comercial en el segmento del low cost.

Una táctica parecida es la de Telefónica, que utilizando la marca Movistar para su segmento premium, maneja O2 para su segmento low cost, y para aquellos clientes que quieren una oferta integrada de fijo más móvil pero no quieren televisión.

Vodafone también hacia el low cost

La operadora británica también se ha embarcado en esta guerra comercial, y con su propio nombre da servicio a sus clientes premium.

Pero dentro del rango del low cost controla Lowi y Vodafone Yu, que son las dos subsidiarias que le han permitido lograr un buen número de clientes nuevos en España.

De hecho, inclusive creó Bit, que debía de ser una marca dedicada única y exclusivamente a comercializar «paquetes» digitales, aunque finalmente la operación no pudo fructificar por las características propias del mercado español.

Más Móvil, una low cost que se diversifica

Pero el fenómeno de inclusive crear nuevas marcas ha llegado inclusive a las operadoras de telecomunicaciones de bajo coste, como es el caso de Más Móvil.

La compañía que fundase Meinrad Spenger, tiene presencia en el mercado de telecomunicaciones con Yoigo, Pepephone y LlamaYa, todas ellas en el segmento de bajo coste.

Euskaltel lanza Virgin Telco

Es la primera apuesta en el mercado de bajo coste de la operadora de telecomunicaciones vasca, que nunca antes había incursionado en ese segmento del mercado.

Por su parte, y como estrategia comercial, mantiene las marcas que ha absorbido en el mercado nacional, caso de R en Galicia y Telecable en el mercado asturiano.

Circunscritas solo a ofertas de fibra

Pero en el mercado español de las telecomunicaciones han aparecido operadoras que solo dan servicio de fibra óptica orientado a internet, un fenómeno que es nuevo en nuestro país.

Una de ellas es la operadora rumana Digi, que en estos momentos oferta servicios en seis comunidades autónomas en el mercado del bajo coste, habiendo logrado 136.000 clientes en el primer semestre.

Por su parte, Adamo, manejado por el fondo de inversión EQT, se ha especializado en infraestructura de fibra óptica, con la política de adquirir pequeñas operadoras del mercado de las telecomunicaciones, ganando así presencia en entornos rurales.

OPA sobre Más Móvil

Protagonizada por KKR, Cinven y Providence, se puede decir que ya es un hecho, dado que más de la mitad de los accionistas de la empresa amarilla han aceptado la Oferta Pública de Acciones.

Esos fondos de inversión van a pagar 22,5 euros por acción, por lo que la operadora está valorada, hoy, en 3.000 millones de euros, lo que ha hecho las delicias de muchos accionistas, que ven ahora la posibilidad de tener suculentos beneficios.

Más Móvil, desde hace algún tiempo, es un «oscuro objeto de deseo» para muchas familias y grupos empresariales que ven en la operadora de telefonía la posibilidad de hacer dinero.

Aunque la empresa no ha dado un solo euro de plusvalías desde que está cotizada en bolsa, su evolución en el parqué ha sido más que interesante, lo que ha despertado el «deseo» de muchos empresarios.

El fundador persiste

Y no es otro que Meinrad Spenger, uno de los hacedores del «milagro» de Más Móvil, conseguido a base de «robar» clientes, muchas veces descontentos, a las grandes operadoras de telecomunicaciones.

A él se puede achacar haber extendido el «imperio» Más Móvil, las más de las veces sacando la chequera y haciéndose con el control de empresas más pequeñas, caso de Yoigo, LlamaYa, Hits Mobile y Lebara.

Aunque pueda parecer paradójico, pierde el control de la compañía, la OPA le beneficia porque mantiene un interesante paquete de acciones que podría vender con pingües beneficios.

La burguesía vasca también se apunta

Y hablamos de los Ybarra, una de las familias tradicionales de Neguri, que posee el 13% de Más Móvil a través de la sociedad Onchena, cuya cabeza visible es Carmen Ybarra.

En caso de vender su participación, las plusvalías obtenidas llegarían a los 130 millones de euros, siendo una familia que tiene una fuerte presencia en bolsa.

Los Ybarra son una familia con una importante presencia en la bolsa de valores, con participaciones importantes en Vocento y Viscofan.

Josep María Echarri

Todo el mundo le considera como el «cerebro» que está detrás de la OPA de los tres fondos de inversión, que tendría como objetivo último poder mirar «de tú a tú» a las grandes operadoras del sector.

Echarri es la cara visible del fondo Inteready, uno de los que mayor participación tiene en Más Móvil, y quien hasta ahora había tomado la mayor parte de las decisiones empresariales de este exitoso grupo.

A el también se debe que la negociación con los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence haya «llegado a buen puerto», además de tener fama de ser un as con los números.

Fuente – CincoDías / MásMóvil en Wikipedia / BUSINESS INSIDER

Imagen – Beshef / Nemigo / Kārlis Dambrāns / Jesús Lizarraga / Woodley Wonder Works / Sam Valadi / Prayitno / Zarateman / KKR

OPA sobre Más Móvil

Una OPA se cierne sobre la operadora de telefonía Más Móvil, protagonizada por los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence, que utilizando 3.000 millones de euros pretende hacerse con el total del capital social de la empresa que fundasen Meinrad Spenger y Christian Nyborg

Una Oferta Pública de Acciones se cierne sobre la operadora virtual de telefonía móvil Más Móvil, y está protagonizada por los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence, con lo que podría ser de 3.000 millones de euros.

Conviene recordar que una Oferta Pública de Acciones es cuando un grupo de inversores realiza ofertas a los accionistas para hacerse con sus títulos, con el objetivo último lograr una participación en el capital social de la empresa que le permita tener capacidad de voto en la sociedad.

En este caso los compradores son los fondos KKR, Cinven y Providence, para hacerse con todas las acciones de la empresa del Grupo Más Móvil, con un precio por acción de 22,5 euros por acción, lo que supone un 20% más de su precio nominal.

Lo que en un principio comenzó siendo únicamente una joint venture, se ha convertido en una operadora telefónica que da servicio de telefonía fija, telefonía móvil e internet, tanto en fibra como en 4G.

En la actualidad es la cuarta teleoperadora del país, solo por detrás de Telefónica, Vodafone y Orange.

El mercado reacciona

En cuanto los primeros rumores sobre la OPA llegaron a los mentideros económicos, la acción de Más Móvil se apreció un 23%, al conocerse que los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence iban a lanzar una OPA.

En estos momentos Más Móvil se encuentra valorada en 2.963 millones de euros, según los datos que obran en poder de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y la OPA aprecia el valor de cada título un 22%.

El último valor al cierre del título de Más Móvil fue de 18,72 euros, lo que supone que la oferta de los fondos de inversión que se quieren hacer con el control completo de la compañía es del 20,2%.

Anuencia del consejo de administración

El máximo órgano colegiado de Más Móvil se muestra encantado con la operación, e inclusive han ofrecido a los fondos de inversión una compensación de 22,6 millones de euros en caso de que finalmente la operación de Oferta Pública de Acciones no se llegue a producir.

Lo que todavía no se sabe a ciencia cierta es cual es el fin último que buscan los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence, por lo que el resto de las operadoras tienen, como se dice coloquialmente, la «mosca detrás de la oreja» sobre el fin último de la compra de la totalidad del capital accionarial de Más Móvil.

Un contexto de saturación en lo que respecta a telefonía móvil

A pesar de que la telefonía móvil es el mercado que mayor desarrollo tiene a nivel mundial, empieza a dar muestras de fatiga y saturación, algo que también se traslada a nuestro país.

Así se refiere en el informe La sociedad digital en España 2019, que acaba de publicar la Fundación Telefónica, que ha sido presentada por Pablo Gonzalo, principal responsable de Cultura Digital y Espacio.

Otro de los déficits que se explicitan en el informe tienen que ver con el retraso en digitalización de muchas empresas y la falta de habilidades digitales de sus plantillas, que hace que las habilidades digitales de los españoles estén muy por debajo de la media de la Unión Europea.

Pero en otro orden de cosas, y en lo que respecta a la saturación del mercado de la telefonía móvil, en nuestro país existen 107 líneas por cada 100 habitantes, pero mostrando síntomas de fatiga.

Mientras que entre los años 2013 y 2018 el número de líneas de telefonía móvil crecieron un 2,8%, en el lustro anterior, el crecimiento fue del 9,3%, lo cual muestra una tendencia que se repite en todo el orbe terráqueo, ya que hay 500 millones de líneas de telefonía móvil más que millones de habitantes tiene el planeta.

Eso se traslada también a la venta de teléfonos móviles, ya que, de hecho, durante el primer trimestre del 2019, se vendieron un 6,6% de teléfonos móviles menos que en el mismo periodo del año anterior.

Dispositivos «a toda máquina»

Es el caso de las tabletas con teclado, que tienen, para el cuatrienio 2019 a 2023 un crecimiento anual en ventas del 4,6%, mientras que aquellas tabletas sin teclado tienen unas previsiones de reducción de ventas del 4,4%.

En lo que tiene que ver con los dispositivos conectables, weareables si los denominamos en inglés, son un tipo de dispositivos que avanzan «a toda máquina», con ventas récord en lo que tienen que ver con auriculares inalámbricos y relojes inteligentes.

Inclusive se llega a vislumbrar, en lo que respecta a compras corporativas, un aumento en lo que tiene que ver con realidad virtual y realidad aumentada, ya que en 2019 se produjo un aumento del 28,8% en las ventas con respecto al año anterior.

Lo que tendrá un desarrollo imparable, si no lo tiene ya, es la conectividad entre dispositivos, lo que en un futuro no muy lejano implicará las tan ansiadas smart cities, esto es, las ciudades inteligentes.

Banda ancha móvil

Es el servicio que porcentualmente más ha crecido, en un contexto en el cual más de la mitad de la población mundial tiene acceso a la red de redes.

Ya en 2018, el 51,2% de los habitantes del planeta tenía la capacidad, bien con un acceso móvil o con otro fijo, lo cual supone un incremento del 2,6% con respecto al 2017.

En lo que respecta a España, el 90% de la población tiene acceso a internet, y aunque la brecha de género parece cerrada, no así la de edad, donde los más jóvenes presentan unas competencias digitales de la que los más mayores carecen.

A pesar de que el 42% de los españoles consideran fiable un medio como internet, la confianza baja al 20,7% cuando se trata de compartir datos de tipo personal, aunque se trate con entidades que en principio – bancos, administración pública – tienen un halo de seguridad.

Pero en este segmento, para el uso de banda ancha móvil se tiene el mismo hándicap que en las competencias digitales, el tejido empresarial de la pequeña y mediana empresa, el mayoritario en nuestro país, está muy poco digitalizado, tanto a nivel de dotación como de competencias de sus plantillas.

Fuente – el diario / Oferta pública de adquisición en Wikipedia / EL PAÍS / Más Móvil en Wikipedia

Imagen – pxfuel / Wallpaper Flare / Kremlin / Richard Leonard / Kārlis Dambrāns / Jeff Turner

El teletrabajo se impone

Producto de la crisis sanitaria del covid-19, España, un país con un porcentaje de teletrabajo bajísimo, ha enviado a una multitud de profesiones a sus domicilios a trabajar en «remoto» utilizando medios telemáticos; son, con diferencia, los trabajadores autónomos, los que más están optando por esta modalidad de trabajo

Según estimaciones del Banco de España, la entidad emisora, el 33% de los empleos son susceptibles de poder ejercerse en modalidad de teletrabajo, lo que supone seis millones de trabajadores, de los que la mitad tiene formación universitaria.

El teletrabajo se va imponiendo como una medida necesaria para hacer frente a la pandemia del coronavirus, al menos en aquellos empleos que son susceptibles de poder desarrollarse en «remoto».

Algo marginal hasta ahora

Los datos que obran en poder del banco del que es gobernador Pablo Hernández de Cos informan que, en el 2019, solo el 8% de los empleos se realizaban en «remoto», esto es, utilizando el teletrabajo, y además de manera ocasional.

Pero en el último informe de la entidad emisora se estima que, hasta el 30% de los trabajos son susceptibles de utilizar la modalidad del teletrabajo, lo que supondría que hasta seis millones de personas podrían ejercer su profesión desde sus domicilios utilizando medios telemáticos.

Bien es cierto que más de la mitad de los que podrían trabajar en «remoto» tienen formación universitaria, pero las posibilidades que ofrece el trabajo en «remoto» son fabulosas, ya que se estima que hasta un tercio de los puestos de trabajo pueden ser susceptibles de utilizar el teletrabajo.

Son aquellas personas con un menor nivel educativo las que tiene más problemas de utilizar el teletrabajo, además de porque sus trabajos son difícilmente susceptibles de utilizar medios telemáticos, porque muchos de ellos carecen de habilidades digitales.

De aquellos que pueden trabajar en remoto, el 50% tienen un título universitario, el 34% han alcanzado un diploma de secundaria o tienen alguna «carrera» sin terminar y solo el 16% no ha alcanzado el bachiller.

Proyecciones del 60%

Pero el Banco de España va mucho más allá: estima que el 60% de los trabajadores cualificados, en un futuro no muy lejano, podrían acabar ejerciendo sus obligaciones laborales mediante medios telemáticos y no necesariamente teniendo que ir a «fichar» en la oficina.

Quizás el sector en el que menos se ejerce el teletrabajo, y en donde se podría mejorar el desempeño, es la administración pública, donde se estaban, hasta ahora, ensayando tímidamente ese tipo de procesos.

Pero el trabajo en «remoto» se puede implementar en otros muchos sectores, entre los que cabe citar el del comercio, la energía, actividades recreativas y hasta el sector de las manufacturas.

Sin embargo, otros muchos sectores ya han abrazado el nuevo paradigma, como es el sector de la informática y de las tecnologías de información, el inmobiliario, el financiero y muchas profesiones liberales.

También se desprende del informe que son las empresas de más de 50 trabajadores las que pueden obtener más beneficios de que sus trabajadores puedan ejercer su actividad en «remoto».

Inclusive uno de los sectores más golpeados por esta crisis del coronavirus, el de los trabajadores autónomos, hacen ya un uso intensivo del «remoto»: el 56% de ellos teletrabajan al menos la mitad de la jornada laboral semanal.

Las ventajas e inconvenientes del teletrabajo

Las ventajas son múltiples, tanto para los trabajadores como para las empresas, y entre ellas podemos citar un aumento de la productividad más que evidente, aunque bien es cierto que para lograr ese aumento el trabajo se tiene que organizar bien.

Además, poder trabajar desde el domicilio o desde un espacio de coworking cercano al domicilio, permite ahorrarse tediosos viajes al centro de trabajo, ya sea en transporte público – siempre se puede aprovechar el tiempo leyendo algo – o bien en vehículo privado.

Sin embargo, y sobre todo para los no acostumbrados a ello, también existen inconvenientes: el sentirse aislado, se pierde la noción del horario que, si se tiene en una oficina existe, y aumenta el estrés y los problemas de salud producto de que se suele estar reconcentrado en la labor.

Lo más conveniente, a la hora de mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, es que el teletrabajo se desarrolle varios días a la semana, pero que también haya trabajo presencial en la oficina o algún tipo de coordinación «en vivo».

Producto de los tiempos

Bien es cierto que con la situación que estamos viviendo ahora, con una epidemia de covid-19 que comienza ahora a estar controlada, pero con el peligro constante del contagio, al menos hasta que se encuentre una vacuna, el teletrabajo se va a imponer.

Hasta ahora, como ya hemos referido, con solo el 8% de los trabajos en «remoto» en el 2019, España tiene unos bajos porcentajes de teletrabajo, si se comparan con el grueso de los países de la Unión Europea.

Los datos, comparados con la «piel de toro» son apabullantes: en Holanda y Suecia el 30% de la fuerza laboral teletrabaja, en Francia el 20% de la masa laboral y en Alemania algo más del 10%.

Además, el teletrabajo está en plena coincidencia con el proceso de desescalada, y puede servir para una normalización progresiva de la actividad laboral, permitiendo mantener la misma productividad que si la actividad laboral estuviese normalizada, hasta que efectivamente se vuelva poder trabajar como se hacían ante antes de la pandemia.

Por lo menos hasta Navidad

Y sobre todo en lo que tiene que ver con la gran empresa, como pueda ser le caso de la energética Endesa, que calculan que el 38% de su plantilla no volverá a la oficina antes de las navidades.

Otra energética, la antigua Gas Natural Fenosa, ahora Naturgy, retrasa ese retorno, para algunos colectivos – embarazadas, empleados con patologías previas y mayores de 60 años -, al próximo año 2021.

Por seguir con el rubro de la energía, aunque dirigiéndonos a la península italiana, la energética ENEL ha informado que 37.500 miembros de su plantilla están trabajando en «remoto».

La compañía que dirige Maria Patrizia Grieco prevé que dichos trabajadores no volverán a sus centros de trabajo hasta bien entrado el 2021, fecha que estará sujeta a revisión en caso de que la pandemia del covid-21 se vuelva a desmandar.

Fuente – EL PAÍS / EL MUNDO / Enel en Wikipedia

Imagen – Rawpixel Ltd / Jason Riedy / Jason Lander / Kai Hendry / Antonio Castagna

Telefónica y Liberty se unen en el Reino Unido

Un acuerdo entre Telefónica y Liberty va a crear el principal grupo de telecomunicaciones del Reino Unido, que ofrecerá un servicio integrado de telefonía fija, telefonía móvil, televisión de pago y banda ancha, que representará un duro competidor para BT y Vodafone

Con lo que conforman una joint venture que se convierte en la principal empresa proveedora de telecomunicaciones del Reino Unido, con una capitalización bursátil de 38.000 millones de libras, lo que equivale a 43.500 millones de euros.

El volumen de clientes también es cuantioso, ya que la «fusión» hace que tengan más de 47.500.000 abonados, y la nueva empresa generará unas sinergias de 6.250 millones de libras esterlinas.

Con una presidencia rotatoria cada dos años, el flamante presidente es Mike Fries, el CEO de Liberty, que carecerá de voto de calidad para dirimir las situaciones de bloqueo que se puedan generar en el consejo de administración.

Proveedor integrado de comunicaciones

La nueva empresa, que se conformará con la suma del operador de telecomunicaciones O2, propiedad de Telefónica y con la operadora de cable y TV de pago Virgin Media, de parte de Liberty, se repartirá accionarialmente al 50%.

Dicha paridad en el capital social de la empresa se trasladará al consejo de administración, donde cada grupo empresarial contará con ocho consejeros, mientras que la presidencia rotará cada dos años, detentando en estos momentos el liderazgo de la compañía Mike Fries, a la sazón CEO de Liberty.

Las decisiones no se tomarán, en algunas áreas estratégicas, por mayorías, ya que será necesario el acuerdo de toda la junta directiva para la toma de determinadas decisiones que puedan ser cruciales para el devenir del nuevo emprendimiento.

De los algo más de 46 millones de abonados, algo más de treinta y dos millones y medio corresponden a líneas de telefonía móvil, 5.3 millones lo son de banda ancha fija, 4.9 millones de líneas de telefonía fija y 3.7 millones a televisión de pago.

Con esta «fusión», la nueva compañía supera a British Telecom como proveedor de telecomunicaciones en el Reino Unido, tanto en lo que tiene que ver con el número de clientes como en facturación.

Paquetes integrados

Es el principal valor de la nueva compañía y va a hacer que, teniendo una fuerte presencia en todos los segmentos del mercado, va a provocar un «shock» entre las «telecos» que operan en el Reino Unido.

BT es la única compañía que puede ofrecer también paquetes integrados y la única que puede competir en ese segmento, por lo que se espera un masivo trasvase de otras operadoras de telecomunicaciones hacia el nuevo operador.

La oferta integrada de la nueva compañía va a poner a los otros «actores» de las telecomunicaciones británicas, salvo a British Telecom, prácticamente contra las cuerdas, ya que Vodafone, Hutchison, Sky y TalkTalk carecen de una oferta integrada.

Un efecto superior a la suma

Las sinergias del conglomerado formado por Telefónica y Liberty son más que evidentes: suma al valor de la joint venture algo más de 7.000 millones de euros, una ganancia basada en el ahorro de costes de marketing, reducción de redundancias en la plantilla y de la itinerancia de BT que utilizaba Liberty.

También es importante en ese ahorro que, a partir de ahora, las dos compañías que pasan a integrar la nueva empresa combinarán sus redes y sistemas de IT, así como que se producirá un 20% de facturación por la realización de ventas cruzadas.

Otra de las sinergias más evidentes tiene que ver con la tecnología que aporta Virgin, que va a permitir que con el uso de su red de fibra óptica va a permitir que para en nuevo estándar 5G que implementará Telefónica en Reino Unido, «cablee» sus torres de telefonía móvil.

En los primeros tres años, ni Liberty ni Telefónica podrán vender las acciones que tengan en la compañía a terceros, aunque pasado ese tiempo cualquiera de los dos grupos empresariales podrán sacar a bolsa sus acciones, que podrían ser compradas por un tercero.

Un coloso en capitalización

El valor de la nueva compañía es de 43.500 millones de euros, de los cuales 14.540 millones pertenecen a Telefónica y 18.700 a Liberty y 21.400 a Virgin Media, lo cual supone un valor enorme para el mercado de las telecomunicaciones británico.

Parte del valor que aporta telefónica se debe al buen desempeño de la operadora O2, y en buena parte a su CEO, Mark Evans y su equipo, a pesar del «shock» que supuso que la Comisión Europea impidiese su venta a la hongkonesa Hutchison.

BT la principal perjudicada

British Telecom es la principal afectada por el surgimiento de la nueva compañía, aunque también está poniendo en aprietos a Vodafone; ambas han visto como el valor de la acción ha disminuido.

En el caso de la compañía que fundase William Fothergill Cooke, ha perdido un 8,3% de su capitalización bursátil y para Vodafone ha implicado un desplome de la acción del 0,45%. En el caso de la primera la situación ha hecho que tenga que cancelar el pago de su dividendo.

Un gran negocio en tiempos de pandemia

La operación se ha convertido en un éxito, máxime cuando la actividad económica está prácticamente paralizada, especialmente en el Reino Unido, como consecuencia de la crisis sanitaria que está afectando especialmente la Reino Unido.

Se trata, además, de una operación histórica, de un volumen que no se recordaba desde que en el 2015 British Telecom adquirió el operador de telefonía móvil Everything Everywhere por 15.000 millones de euros.

En el caso de Telefónica, también es el mayor emprendimiento de la presidencia de José María Álvarez – Pallete, y en el caso de los negocios de la compañía en el país que gobierna Boris Johnson, desde la adquisición de O2 y sus compañías subsidiarias en Reino Unido, Alemania e Irlanda, con una inversión de 26.000 millones de euros.

Autorización de los reguladores del mercado

Además de la perceptiva comunicación a la Comisión Europea, para la constitución de la nueva empresa es necesaria la autorización de la Autoridad Británica de la Competencia, CMA, en sus siglas en inglés.

Además, la constitución de la nueva compañía se llevará a cabo por fases, y en caso de que se apruebe la fase uno, será en el 2021 cuando la compañía pueda empezar a andar.

Fuente – Expansión / BT Group en Wikipedia

Imagen – Piqsels / Matt Brown / Zarquabal / Maria Firsova / Alexander Baxevanis / Studio Incendo / Wikipedia

India como país de conquista

Facebook «desembarca» en una de las principales empresas de telecomunicación india, con una inversión de 5.200 millones de dólares, con la vista puesta en lograr la digitalización de las PYMES indias y los pequeños negocios

Y la «colonización» se va a llevar a cabo en el sector de las telecomunicaciones, después de que Facebook haya hecho público que invertirá hasta 5.200 millones de dólares en Platforms, una de las principales «telecos» de la India.

Con ello conseguirá tener casi el 10% de las acciones de la empresa de telecomunicaciones que forma parte del conglomerado empresarial Reliance Industries, siendo una «teleco» que tiene en la India un total de 350 millones de clientes.

El objetivo de Facebook es utilizar como «trampolín» a Platforms para de ese modo lograr la digitalización de pequeños negocios en la India, en un país que se ha convertido en uno de los principales mercados mundiales.

No en vano, el país que gobierna Narendra Modi tiene una población de 1.300 millones de personas, con un mercado de las telecomunicaciones que está prácticamente virgen, y que tiene un inmenso potencial de desarrollo.

Una bienvenida efusiva

Además de impulsar la capitalización en bolsa tanto de Platforms como su empresa matriz, Reliance Industries, la llegada de Facebook al conglomerado ha suscitado la bienvenida de las empresas indias.

Mukesh Ambani, presidente de la compañía, ha saludado efusivamente la llegada de Facebook a la compañía, muestra del compromiso tanto de Mark Zuckerberg y él mismo en el desarrollo tecnológico y de telecomunicaciones de la India.

Se trata de la inversión más cuantiosa de un «actor» extranjero, como accionista minoritario, en un sector crucial para la India como es el de las telecomunicaciones, un país que cuenta con buenos ingenieros IT.

La entrada en el accionariado de Reliance Industries supone que la empresa tiene una capitalización bursátil que llega a los 55.400 millones de dólares, siendo una de las «telecos» más importantes del país que gobernase Indira Gandhi.

Centrarse en las PYMES

Con la entrada de Facebook en la empresa de telecomunicaciones India tiene por fin lograr la digitalización de las empresas indias, especialmente la pequeña y mediana empresa.

Facebook ha puesto su punto de mira en los millones de pequeños negocios indios que tiene un bajísimo nivel de digitalización, en un país que es una «perita en dulce» para las empresas de telecomunicaciones, ya que está todo por hacer.

Los clientes potenciales se cuentan por millones, ya que Reliance Industries estima que pueden digitalizar a 60 millones de PYMES, 120 millones de explotaciones agrarias y 30 millones de pequeños comercios.

Una necesidad

Son, como ya hemos visto, millones de potenciales clientes que tienen la necesidad de digitalizar sus empresas y negocios, para de ese modo poder ampliar su cartera de clientes y hacer que sus negocios prosperen y crezcan.

Una de las últimas iniciativas de Reliance Industries es Jio Mart, una plataforma de comercio electrónico centrada en bienes de primera necesidad, lo que va a permitir integrar en ese marketplace 30 millones de pequeños ultramarinos de barrio.

Con el «desembarco» de Facebook también la empresa de Menlo Park dará un fuerte impulso a herramientas de chat, como pueda ser WhatsApp, que se integrará en la nueva plataforma Jio Mart.

India, potencia tecnológica

De lo que ya nadie duda es que la India se ha convertido, en las últimas décadas, en una potencia tecnológica, con muy buenos ingenieros IT, y donde muchas multinacionales recalan para que empresas indias les realicen determinados tipos de programaciones.

Ahora varios medios acaban de informar de que investigadores indios están a punto de desarrollar una memoria MRAM, Memoria de Acceso Aleatorio Magnetorresistiva, un tipo de memoria que mejora el acceso a datos.

La nueva memoria se podría utilizar, una vez que esté desarrollada, tanto para servidores de red como en teléfonos móviles.

Un desarrollo a partir de DRAM y NAND

Como la mayor parte de las novedades tecnológicas, la nueva tecnología será deudora de investigaciones anteriores, en concreto de las memorias DRAM y memorias NAND.

Entre sus ventajas, nos referimos las memorias MRAM se encuentra una velocidad similar a las memorias DRAM y que lo mismo que está última no tiene volatilidad de datos, por lo que para mantener la información almacenada no es necesario que haya suministro eléctrico.

El desarrollo de las nuevas memorias MRAM es producto de la colaboración de centros de investigación y empresas, entre los que se encuentran el Instituto Indio de Tecnología (IIT), y hasta ahora se ha logrado la patente de una memoria espintrónica de tecnología SST.

Especificaciones de la MRAM

Con la nueva tecnología se puede aligerar mucho el proceso de datos, siendo una memoria que tiene una mayor capacidad de proceso de datos y un menor gasto eléctrico, una virtud interesante de cara a servidores de red.

Entre las ventajas de la futura memoria MRAM se encuentra una mayor «potencia» de gestión de datos, operabilidad ultrarrápida y no volatilidad, esto es, que puede guardar información incluso cuando no haya corriente eléctrica.

Esta tecnología va en consonancia con las necesidades que tendrá en el futuro la industria de la informática y las tecnologías móviles, dado que el trasiego de datos será mayor, inclusive entre los smartphones.

Lo más original de estas nuevas memorias es que utilizan tanto la carga magnética como la dirección de giro de los electrones para una mayor eficiencia en el almacenamiento de datos, que como ya hemos indicado es no volátil.

Esta tecnología va a tener una aplicación práctica desde el primer momento, en una primera etapa dedicada a los centros de datos ya que en un mismo dispositivo se va a poder integrar tanto el almacenamiento como la memoria de trabajo.

Descartar otras tecnologías

La irrupción de las memorias MRAM va a suponer un salto cuantitativo y cualitativo en cuanto a la capacidad de almacenamiento.

A día de hoy, con el aumento de las necesidades de procesamiento de datos, las memorias RAM de semiconductores ya no son capaces de hacer un proceso eficiente de los mismos, porque acaban desbordadas en poco tiempo.

A finales del 2020, la producción de memorias no va a ser capaz de solventar las necesidades de proceso y almacenamiento de información, por lo que cuando se empiecen a producir industrialmente las memorias MRAM se podría convertir en la solución.

Fuente – EL PAÍS / Narendra Modi en Wikipedia / it User

Imagen – urbz / Anthony Quintano / flowcomm / Henry Lawford / Niyam Bhushan / Sean Ellis / Matt Kieffer / Hertza Haeon

Sectores que están «haciendo caja» con el covid-19

Como sabemos por el saber popular, «a río revuelto, ganancia de pescadores» y a pesar de que en la mayor parte de los sectores económicos la situación actual está siendo una debacle, todavía existen mercados que están logrando significativos aumentos de facturación

A pesar de que deberíamos retrotraernos al siglo pasado, con la mal llamada «gripe española», para encontrar a nuestro país en semejante estado de postración, con la economía y la actividad económica desarboladas, existen algunos sectores que están logrando «hacer caja».

Por lo general estos sectores que están logrando tener unas tasas de actividad y de beneficios a partir de que se ha decretado el estado de alarma y confinamiento son los que se consideran como parte de la «economía digital».

De hecho, dentro de ese nicho de mercado las empresas que están haciendo «su agosto» son los que tienen que ver con la venta online de todo tipo de productos: desde productos alimenticios y supermercados, pasando por empresas tecnológicas y de entretenimiento digital.

Supermercados y alimentación desbordados

Probablemente es uno de los sectores que hasta ahora ha respondido con gran profesionalidad y con una logística impecable y que puede ser uno de los beneficiados de esta crisis.

En ningún momento ha habido desabastecimiento, y ahora que es previsible que se endurezca el confinamiento, también es previsible que aumente en los supermercados que pueden dar ese servicio, casi todos de los grandes grupos de distribución, las ventas online y el envío del pedido a los domicilios.

De hecho, hay algunos grupos de distribución de alimentación, caso de Carrefour o Día que ya no pueden garantizar la distribución del «pedido» a domicilio y el principal problema ahora es que la demanda de compras por internet ha crecido un 50% en poco tiempo.

En los canales online de venta, los productos de gran consumo han escalado un 62% y los alimentos no perecederos un 8,2% y todo parece indicar que en las próximas semanas estos datos seguirán subiendo en la misma tónica.

El delivery, en expansión

Las plataformas de envío a casa de todo tipo de productos también están aumentando su tasa de actividad y facturación con esta crisis humanitaria, aunque el repunte no puede ser solo achacable a la crisis sanitaria y el confinamiento de la población.

Dentro de las plataformas digitales de envío de todo tipo de productos, las que más trabajan en estos momentos son los que tienen que ver con en envío de todo tipo de comida: productos frescos, productos manufacturaros e incluso pizzas y hamburguesas.

Los analistas que llevan años escudriñando ese sector anuncian que este aumento del uso de las plataformas de delivery además de ser coyuntural también puede convertirse en un movimiento en el largo plazo.

En poco tiempo este nicho de mercado ha pasado en poco tiempo de tener una cuota de mercado del 1,5% a tenerla de 2,1%, y todo indica que el aumento se consolidará después de que pasemos esta crisis sanitaria, pero también económica y social.

Show business y videojuegos

El entretenimiento, con el tiempo, también se ha convertido en digital, sobre todo porque ahora niños y adolescentes están enclaustrados en casa con lo que el consumo de películas, series, dibujos animados y videojuegos es su principal fuente de diversión.

Pero no solo niños y adolescentes, ahora que el confinamiento ha hecho que los adultos, a pesar de teletrabajar, tengan más tiempo de ocio también aumenta el consumo sobre todo de material audiovisual.

Un buen índice de lo que puede pasar en nuestro país es que, en China, durante el confinamiento, aumentaron las ventas de videojuegos online un 50% más de lo que es habitual en estas fechas.

Como efecto colateral tendremos que la publicidad abandonará en parte medios más tradicionales, como puedan ser la televisión para desplazarse a otro tipo de medios, como el entretenimiento digital como puedan ser servicios de streaming, como pueda ser HBO o Netflix.

A pesar de que las dos «cadenas» de vídeo bajo demanda no han querido dar datos los especialistas en el sector dan por seguro que su facturación y también que de resultas del confinamiento aumentarán el número de suscripciones a dichos servicios de vídeo bajo demanda.

Otra de las razones de que la población española opte por HBO o Netflix es debido a que las cadenas generalistas están centradas casi exclusivamente en narrar la evolución de la crisis, y muchas personas prefieren evadirse viendo series y películas que nada tienen que ver con el covid-19.

Las tecnológicas se van a hacer de oro

Estamos hablando de empresas que fabrican dispositivos digitales como puedan ser Apple, Samsung o Huawei, y que vende los «instrumentos» para poder disfrutar del ocio digital omnipresente en este siglo XXI que estamos viviendo.

Otra de las ventajas de estas tecnológicas es que mantienen intactas su logística y sus cadenas de distribución, por lo que pueden seguir vendiendo sus productos en sus canales digitales y el cliente recibe el producto en su domicilio.

También los ISP, esto es lo que coloquialmente denominamos «telecos», también van a ver, producto del confinamiento y de la falta de socialización, un aumento de facturación, si bien no en las conexiones domésticas a internet que suelen ser de «tarifa plana».

El mayor negocio va a venir de planes de datos en telefonía móvil que se van a ver ampliados, ya que muchos usuarios van a ver como un buen gasto aumentar el uso de los GB de datos, sobre todo para poder estar en contacto con sus seres queridos.

Farmacias y farmacéuticas

Dado que la del covid-19 es una pandemia sanitaria, ha provocado un aumento del gasto en farmacia y a resultas de esto una mayor facturación de las farmacéuticas que fabrican los productos que se venden en las «boticas».

De hecho, ya son muchos los productos que empiezan a escasear en las farmacias y también los que están siendo sometidos a racionamiento, por ejemplo, no dejando que cada cliente se lleve más de una unidad, en el caso del alcohol de 90 o el paracetamol.

De hecho, en el caso del alcohol y las soluciones hidroalcohólicas la mayor parte de la producción está siendo desviada al sistema sanitario, tanto al público como el privado, dedicada a labores asistenciales.

De hecho, el que esto escribe ha tenido que acudir a la farmacia esta mañana y en la puerta, antes de entrar en la «botica» un cartel anunciaba que no tenían existencias de alcohol, soluciones hidroalcohólicas, guantes y mascarillas.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – 葉 正道 Ben / Zulio / KaiPilger / Mark Bonika / Campus Party Mexico / Clean Wal Mart