El Fondo de Recuperación en el alero

A pesar de que todos los países de la Unión Europea se las prometían muy felices, la realidad es que el paquete de rescate de 750.000 millones de euros todavía está pendiente de la aprobación de los parlamentos nacionales, con amenaza de bloqueo por parte de los «frugales» y de Hungría y Polonia

Y ello debido a la «pinza» que están ejerciendo Hungría y Países Bajos, que está poniendo en peligro los 140.000 millones de euros que debería de recibir España.

Hungría está actuando en represalia porque la UE ha puesto como condición para que los países reciban los fondos el que en ellos se respete de una manera escrupulosa el Estado de derecho.

El peligro se encuentra en que la repartición del Fondo de Recuperación depende de que los parlamentos nacionales de los 27 países miembros lo ratifiquen en el fondo y en la forma.

Por su parte Alemania ve como inevitable un retraso en el reparto de los fondos debido a la inherente burocracia de Bruselas.

Lastrar la recuperación económica

Es el principal problema que ve Alemania por el ya por descontado retraso en el reparto a cada país, del dinero que le corresponde de la «bolsa» del Fondo de Recuperación.

A pesar de las maratonianas reuniones que llevaron en julio a aprobar el plan in extremis, ahora nada parece seguro, debido a los recientes desacuerdos de los países miembros.

El principal problema es la oposición combinada que están ejerciendo aquellos países que tienen problemas con el cumplimiento del Estado de derecho (Hungría y Polonia) y los llamados «frugales».

Esos países reacios a que sus impuestos financien a los países del sur de Europa, los denominados «frugales» se encuentran encabezados por Holanda, a lo que se suman Austria, Dinamarca y Suecia.

España se queja

Sobre todo, porque los 140.000 millones de euros que le corresponden podrían o llegar más tarde de lo esperado, o no llegar.

España se queja porque parecía asumido que después de la cumbre que aprobó el Fondo de Recuperación, todo parecía encarrilado para desarrollar un programa de recuperación que rescatase las economías de los países miembros de la UE.

El gobierno de Pedro Sánchez también detecta la «pinza» a la que se están viendo sometidos los países del sur de Europa, por parte de los países que tiene problemas con el cumplimiento con el Estado de derecho y por los frugales.

España hace un llamamiento a la Unión Europea a seguir los dictados de lo que exigen sus ciudadanos, una respuesta que no es otra que la de una fuerte respuesta para rescatar las economías de los países miembros.

Aprobado por todos los parlamentos

Es otro de los escollos con los que se puede encontrar el Plan de Rescate, y es que, una vez aprobado el plan por la UE, el mismo tiene que ser refrendado por los parlamentos de los 27 países que forman parte.

Con que solo uno de los parlamentos nacionales opte por no aprobar el Plan de Rescate, el mismo quedaría sin efecto, siendo candidatos para ello los de Hungría y los de Polonia.

En ese caso, la Unión Europea no podría emitir la deuda pública para financiar el fondo Next Generation UE, ese es el nombre técnico que tiene el Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros.

Algunos gobernantes piden más firmeza

A pesar de los problemas que puede acarrear exigir la adhesión plena al Estado de derecho para que se reciban los fondos, algunos líderes europeos piden no cejar en la exigencia de su cumplimiento.

En el caso del ejecutivo español, el presidente Pedro Sánchez ha pedido prestancia a las instancias europeas para la rápida tramitación del Fondo de Reconstrucción.

Eso pasaría por una gestión exprés del marco financiero plurianual y además lograr que el plan inicie su andadura durante el año 2021.

Cuanto antes se pongan en funcionamiento los mecanismos de rescate de las economías de los países de la UE, antes se recuperará la normalidad, al menos la económica, aunque otra cosa es cuando se logrará doblegar la pandemia de covid-19.

Desde Bruselas se niega el bloqueo

Así lo ha expresado el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, que niega que el Parlamento Europeo esté bloqueando nada.

Sassoli informa, sin embargo, que son los gobiernos nacionales, con su falta de diligencia, los que están bloqueando la puesta en marcha de los programas de rescate que deberían de beneficiar a los 27 países que forman la UE.

Del mismo modo, el presidente de la Eurocámara está confiado en el hecho de que, si hay voluntad política de los gobiernos nacionales, la solución puede estar a la vuelta de la esquina y puede ser pronta.

Hungría reconoce su bloqueo

Viktor Orbán ha confesado abiertamente que está saboteando desde Hungría que los diferentes fondos de rescate económico empiecen a operar.

Su bloqueo se debe a que no está de acuerdo con la decisión de la Unión Europea de que solo se repartirán fondos a aquellos países que tengan un cumplimiento estricto del Estado de derecho.

Ante esta situación de impasse, provocado por el tándem Hungría – Polonia y los denominados países «frugales», siempre queda la posibilidad que a base de acuerdos bilaterales los países europeos se puedan auxiliar económicamente unos a otros.

Hay que recordar que, en estos momentos, la UE tiene abiertos sendos procedimientos a Hungría y a Polonia por la falta de independencia de su sistema judicial, represión de la libertad de expresión.

Esos países también se están viendo observados por la poca calidad de sus democracias y por una corrupción rampante que no tiene parangón en el resto de los países que forman parte de la Unión Europea.

El artificio alemán

Para enjugar el problema que están causando Hungría y Polonia, a los alemanes se les ha ocurrido un artificio, como es limitar la exigencia de cumplimiento del Estado de derecho.

La propuesta alemana pasa porque solo se exija el cumplimiento del Estado de derecho a esos países en lo que tiene que ver con la gestión de los fondos europeos y con el dinero de los fondos de rescate que todavía tienen que ser librados.

Eso significaría que los fondos serían entregados a Hungría y Polonia mientras que pueden seguir «retorciendo» su sistema judicial, con la corrupción campando por sus respetos, acosando a colectivos LGTBI o limitando las libertades.

Fuente – el diario

Imagen – Thijs ter Haar / Paul Sobczak / La Moncloa – Gobierno de España / Tea Meister / EU2017EE / European Parliament / Erik Kleves Kristensen / Markus Spiske

Lagarde asegura que el desempleo seguirá subiendo

A pesar de que el plan de rescate parece ya encarrilado a pesar de que todavía será sujeto de negociación, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, advierte que lo peor del desempleo está por llegar a Europa

La presidenta del Banco Central Europeo hace unas previsiones nada halagüeñas sobre el desempleo que ha provocado la crisis económica asociada a la pandemia de covid-19, y asegura que el mismo seguirá subiendo.

La que fuera también máxima dirigente del FMI exhorta a los jefes de gobierno a que el plan de recuperación sea amplio, rápido, flexible y firmemente anclado en las reformas.

A pesar de que los 27 tienen el firme propósito de realizar un plan de rescate de las economías europeas, todavía no hay nada cerrado en las negociaciones, aunque ya queda claro que en dicho plan de rescate se invertirán 750.000 millones de euros.

Una cumbre para lograr avances

Lo que si parece claro es que la reunión que están teniendo los equipos negociadores de los países miembros tiene que salir algo en claro, e inclusive la propia Úrsula von der Leyen ha exhortado a los líderes a aprovechar la cumbre.

Ha sido en la propia cumbre cuando la presidenta del Banco Central Europeo ha informado que lo peor está aún por llegar en lo que tiene que ver con el empleo: el desempleo llegará al 10% y afectará especialmente a los jóvenes.

La reunión entre los mandatarios, que se ha realizado por videoconferencia, tenía como objeto negociar el Fondo de Recuperación y el Marco Financiero Plurianual para los próximos siete años.

La cuantía de la ayuda es uno de los sujetos de negociación, máxime cuando los denominados «halcones» (Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria) han puesto sobre la mesa el tamaño del fondo de rescate y la cantidad de las subvenciones.

Una de las peticiones de ese cuarteto, es que las subvenciones y los préstamos estén condicionados a la realización de todo tipo de reformas, sobre todo en lo que tiene que ver con los países del sur de Europa.

Mientras tanto, esos países del sur, a lo que aspiran es a que el dinero llegue a sus cuentas lo antes posible y al mismo tiempo que las condiciones para esas reformas no sean excesivamente onerosas.

Uno de los más beligerantes ha sido el canciller austriaco Sebastián Kurz, que ha exigido que las ayudas se vehiculen con préstamos, y en caso de que existan ayudas a fondo perdido, las mismas se justifiquen por parte de los Estados.

El joven político austriaco también ha reclamado que las ayudas tengan como destino prioritario reformas estructurales e inversiones de tipo ecológico, mostrándose contrario a que sea utilicen en asuntos como una renta básica universal.

Lo peor para el desempleo llegará ahora

Es la previsión que ha realizado Christine Lagarde, a pesar de que en estos momentos millones de trabajadores se encuentran protegidos por Expedientes de Regulación Temporal, pero tal como ha referido la abogada francesa, lo peor en cuanto al desempleo está por llegar.

El Banco Central Europeo estima que el desempleo puede llegar a subir hasta el 10%, lo que supondría una subida de hasta 4 puntos porcentuales.

Y todo ello a pesar de que el BCE considera que la actividad que están llevando a cabo los gobiernos y la UE está siendo efectiva de cara a los mercados, aunque también ha advertido que el fracaso puede estar a la vuelta de la esquina.

Un ambicioso plan de estímulos

Es lo que ha comunicado Von der Leyen a través de su cuenta de Twitter, una propuesta que se basa en un plan de 750.000 millones de euros, de los cuales medio billón de euros son subvenciones a fondo perdido.

La inyección económica irá destinada tanto a los países europeos especialmente castigados por la pandemia de coronavirus, pero también aquellos que se han visto sus economías afectadas por el confinamiento.

Pero la presidenta de la Comisión Europea también ha puesto el acento en que si los países europeos quieren salir de la crisis provocada por el covid-19 también tienen que realizar reformas y esforzarse.

Del mismo modo, la política alemana nacida en Bruselas considera que el multimillonario fondo de rescate también tiene que servir para que Europa se modernice, y con ello se posicionaba en consonancia con la canciller alemana.

Ángela Merkel realizó hace pocos días unas declaraciones en las cuales incidía en el hecho de que esta crisis ha demostrado la vulnerabilidad por lo que lo países europeos deben de demostrar su cohesión y la solidaridad entre ellos.

Otros líderes europeos también en la misma tónica

Otros líderes de instituciones europeas también han incidido en la misma línea que Von der Leyen, como han sido el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel y el del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Michel, también vía twitter como von der Leyen, ha subrayado la responsabilidad colectiva de los jefes de Estado y de gobierno para llegar a un acuerdo con el paquete de ayudas, siendo ahora el momento de comprometerse.

Por su parte David Sassoli ha urgido a los países europeos a que se den prisa, de manera que se actúe con urgencia y valentía, ya que tanto las empresas como los ciudadanos de la Unión Europea necesitan de respuestas inmediatas.

La acción que se espera desde las instituciones de Europa, ha resaltado Sassoli, tiene que ser audaz y resolver la cruda «papeleta» que tienen presentes tanto los países europeos como sus ciudadanos.

Nuevos focos en Alemania

Concretamente el brote se ha producido en un matadero en la localidad de Guetersloh, situada en el centro de Alemania.

El brote de coronavirus ha sido de tal magnitud que las autoridades teutonas han decretado el confinamiento de hasta 7.000 personas, entre ellas incluidas las que trabajan en el matadero de la localidad.

Las autoridades del distrito donde se encuentra situada la localidad, han decretado una cuarentena del matadero, que pertenece al grupo empresarial Toennies, líder de la producción cárnica en Alemania, de entre 10 y 14 días.

A pesar de que se ha superado el umbral de contagios por cada 100.000 habitantes que determinaría el confinamiento de toda la población, las autoridades, al menos por el momento, han decidido no imponer esa medida.

Fuente – EL PAÍS / Ursula von der Leyen en Wikipedia / europa press

Imagen – Presidencia de la República Mexicana / European Parliament / Banalities / Nicola / EU2017EE Estonian Presidency / Watershed Post