Los autónomos cobrarán su «paro» a partir de este viernes

En una medida que puede ser calificada como histórica, los autónomos podrán, a partir del próximo viernes, cobrar un subsidio por cese de actividad, una suerte de paro para aquellos trabajadores por cuenta propia que hayan tenido que cerrar sus negocios o hayan sufrido una merma del 75% de su facturación

Será el próximo viernes 17 cuando los autónomos comiencen a cobrar por cese de actividad, una especie de «paro» sui géneris, y que era una reivindicación histórica del sector.

Realmente serán las mutuas los que pagarán la primera mensualidad a todos aquellos autónomos a los que la Seguridad Social les ha concedido ese subsidio.

Se trata de una prestación extraordinaria que ha habilitado el Ministerio de Trabajo para un sufrido colectivo, muchos de cuyos integrantes pertenecen al sector terciario y con tiendas y bares cerrados se han quedado sin su modo de vida.

Subsidio de nueva creación

Esta «ayuda» fue creada por el gobierno el pasado 17 de marzo, para todos aquellos trabajadores autónomos que debido al estado de emergencia hayan tenido que cesar su actividad temporalmente.

A pesar de que la mayoría de los afectados son del sector servicios, en esta categoría también se encuentran profesionales de diversos sectores, que de manera indirecta han tenido que «echar la persiana» porque sus clientes también lo han hecho, caso de las asesorías.

Entre los requisitos para poder solicitar el subsidio, además de tributar en el régimen de autónomos, es necesario que se pueda justificar que se ha tenido que cesar su actividad laboral debido al covid-19.

Inclusive, si se puede probar que la caída de actividad del autónomo ha superado el 75% de su facturación también se podrá cobrar la prestación, aunque esa caída de actividad tiene que ser valorada mes a mes.

Además, el cobro de subsidio se puede compatibilizar con otro rango de ayudas, aunque este capítulo todavía no ha sido precisado.

La cuantía del subsidio no superará, por regla general, los 661 euros netos por todos los conceptos, pero como ya hemos anunciado, es compatible con el cobro de otro tipo de subsidios.

Casi un millón de solicitudes

Son casi un millón de autónomos han solicitado la prestación hasta el momento, la como ha referido en rueda de prensa José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Hay que tener en cuenta que dentro del régimen de autónomos engloba, en el conjunto del estado, a 3.250.000 trabajadores, lo que supone que el 25% de esa categoría tributaria ha solicitado la «ayuda».

Desde la Seguridad Social se informa que el 98% de los que han solicitado el subsidio reúnen los requisitos para el cobro del subsidio, por lo que se puede decir que los autónomos de este país están moderadamente cubiertos ante esta debacle.

De cualquier modo, es necesario esperar al próximo viernes para ver cual es la cantidad exacta de trabajadores autónomos que van a cobrar su cese de actividad.

Por el momento siguen siendo muchos los autónomos que todos los días presentan la documentación para acceder a esa ayuda, y la administración está solventando los expedientes en un máximo de 30 días hábiles.

Un próximo pago

Desde la Seguridad Social ya se contempla realizar un nuevo pago a finales de abril o principios de mayo, habida cuenta de que seguramente en mayo seguiremos confinados y muchos negocios tendrán que seguir obligatoriamente cerrados.

Desde la Seguridad Social también se advierte que los autónomos a los cuales se les apruebe la ayuda no tendrán que esperar al próximo mes para recibir su primer pago, ya que las cantidades se liberarán casi de modo automático.

De lo que se trata es que nadie se quede atrás, y todo el mundo tenga un ingreso vital que le permita seguir viviendo, pagando los alquileres y las hipotecas y pudiendo comprar la comida y lo servicios que necesitan las familias.

Reivindicación histórica

El hito de que los autónomos puedan cobrar un subsidio, aunque sea de manera temporal es producto de una negociación con el Ministerio de Trabajo en la que han participado las principales organizaciones de autónomos.

En la mesa negociadora han estado presentes ATA, UPTA y UATAE, que han logrado, finalmente, «arrimar el ascua a su sardina» y lograr que por primera vez en la historia laboral de España los autónomos puedan cobrar un cese de actividad temporal.

También es cierto que en la negociación ha contado con la receptividad de la ministra «del ramo», que no es otra que Yolanda Díaz, incardinada entre los ministros de Unidas Podemos, muy receptivos a defender los derechos de los trabajadores.

En las conversaciones también se trató, de manera tangencial, sobre la dinamización de los ERTE, ya que no so pocos los autónomos que tienen trabajadores a cargo, y también quieren que esos trabajadores estén «cubiertos».

No se logra una exención de impuestos

Era una de las reivindicaciones que ATA llevaba a la mesa de negociación, aunque finalmente no lograron «doblar la mano» a la ministra.

Mientras cobren el subsidio, los autónomos tendrán que seguir pagando sus cuotas a la Seguridad Social que recordemos que van por tramos, no cotizando todos los autónomos por la misma cantidad.

A pesar de ello la «idea fuerza» que defiende el ministro Escrivá es que todos los trabajadores de este país, independiente en el régimen en el que se encuentre, estén razonablemente protegidos y tengan dinero suficiente como para poder seguir con sus vidas.

Bajar el límite del 75%

Ha sido un hueso difícil de roer y finalmente las organizaciones sindicales de autónomos no han podido reducir ese porcentaje, a pesar de que en cierto momento de las conversaciones estas encallaron en ese punto.

Desde las organizaciones de autónomos se indica que se trata de un porcentaje muy elevado y que hay autónomos que sin llegar a esa reducción de cifra de negocio también lo están pasando muy mal.

Uno de los hándicaps que tiene los trabajadores autónomos es que el día uno del mes, antes de «abrir la persiana» generan una cantidad de gastos considerables, y no digamos si se trata de un autónomo que encima tiene trabajadores a cargo.

Fuente – el diario

Imagen – Rene Schwietzke / Kārlis Dambrāns / Jennifer Morrow / kuhnmi / Elisardojm / Mike Lawrance / Joao Vicente

El gobierno prepara un paquete de medidas económicas y sociales

Mientras el gobierno prepara un ambicioso paquete de medidas económicas para ayudar a trabajadores, autónomos y empresarios, las organizaciones sociales piden ayudas para pagar las hipotecas y los alquileres y las Bolsas de medio mundo entran «en barrena»

El gobierno de España prepara, tal como ha indicado el presidente del Gobierno, prepara para mañana martes un importante paquete de medidas económicas para hacer frente a la crisis que está provocando la pandemia.

Entre las actuaciones previstas, están, entre otras, un mecanismo para acelerar los ERTEs (expedientes de regulación de empleo temporal), suspender las cotizaciones sociales de las empresas a la Seguridad Social y subsidios para los trabajadores que están sufriendo regulación de empleo en sus empresas.

Se trata de una contundente batería de medidas legales que han sido consensuadas tanto con los principales sindicatos, UGT y CC. OO., pero también con la patronal que preside Antonio Garamendi y con CEPYME.

Con los agentes económicos y sociales

Fue en la reunión que mantuvo el presidente del Gobierno con los agentes económicos y sociales cuando se elaboró un borrador que se ha convertido en el elemento rector para las medidas de calado económico que se harán públicas mañana.

En el «arsenal» económico que se desvelará mañana también se dictaran avales para empresas y la activación del subsidio de cese de actividad para los autónomos, que de facto equivale a un subsidio de desempleo.

Regular los ERTE

Ha sido una de las principales reivindicaciones de las organizaciones empresariales, tanto de la CEOE, cuya cabeza visible es Antonio Garamendi como por CEPYME, la patronal de la pequeña y mediana empresa.

Las principales peticiones de los empresarios, en lo que tienen que ver con los ERTE, consisten en solicitar una completa regulación de los mismos, rellenando los «vacíos legales», y la agilización y resolución de los mismos.

En lo que interpela a los sindicatos, estas organizaciones han solicitado la desaparición de los periodos de carencia a la hora de tener derecho al subsidio de desempleo, y también que el periodo que se cobre del mismo no se reste del tiempo de prestación posterior.

Las medidas de protección de los trabajadores englobarán tanto a los fijos como al colectivo de los fijos – discontinuos.

Suspender el pago de hipotecas y alquileres

Está siendo una de las peticiones de muchas organizaciones sociales, debido a que muchos trabajadores por cuenta ajena están siendo sometidos a Expedientes de Regulación Empleo temporales.

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, y en concreto en el caso de los autónomos, muchos de ellos se han visto obligados a «echar la persiana» temporalmente, producto de que España es esencialmente un país de servicios.

Desde esas organizaciones sociales también se aplaude que el Consejo General del Poder Judicial ha cancelado, en todo el territorio nacional, los desahucios de viviendas por impago de hipotecas o alquileres.

Ya el pasado jueves el máximo órgano de los jueces españoles había suspendido la ejecución de desahucios en las cuatro regiones españolas más afectadas por la pandemia: Comunidad de Madrid, Euskadi, y los partidos judiciales de Igualada (Barcelona) y Haro, en La Rioja.

La suspensión no es baladí, ya que, de media, y en el conjunto del estado, se produce una media de 150 desahucios al día.

El gobierno ya preparaba la medida

En una decisión que poco tiene que ver con la pandemia del coronavirus, y mucho con el acento social que el PSOE e Unidas Podemos han querido imprimir al gobierno de coalición, ya habían impuesto una ampliación de la moratoria antidesahucios por impago de alquiler.

Pero las organizaciones sociales temen «el día después», esto es, que las situaciones que se están generando actualmente – ERTEs, autónomos obligados a «echar la persiana» – una vez que la moratoria quede sin efecto, no van a tener recursos para hacer frente a sus alquileres e hipotecas.

¿Y los trabajadores?

Son otros de los grandes perjudicados de esta sorpresiva crisis sanitaria, por lo que las organizaciones sociales piden que se tomen medidas, siendo una de las posibles que, a los trabajadores con contrato temporal, se les prorroguen los contratos.

Además, carece de lógica que se esté pidiendo a los trabajadores que se confinen en sus casas y obligando a cerrar las empresas, y que no se ayude económicamente a empleados y autónomos que han perdido temporalmente su fuente de ingresos.

Desempleo masivo en el horizonte

Es el diagnóstico compartido por muchas organizaciones sociales, que ven en lontananza una fuerte destrucción de empleo como consecuencia de esta crisis sanitaria que tiene también una faz económica y social.

Los ERTEs están al orden del día, la capacidad productiva paralizada, y los «gurús» económicos advierten que casi segura recesión económica, y de entre las posibles curvas que se plantean, la que más posibilidades tiene de «dibujarse» es en forma de U.

Siguiendo el trazo de esa letra, y aplicándola a la lógica económica, lo que significa es que la economía entrará – ya está entrando – «en barrena», seguirá un largo periodo de recesión y la recuperación será lentísima.

Las Bolsas en «caída libre»

Siguiendo la tónica general de las bolsas de valores de los cinco continentes, el IBEX 35 lleva varias jornadas en «caída libre» habiendo perdido los 6.000 puntos, considerados como una «barrera psicológica».

Tal es la debacle que la Bolsa de Nueva York ha tenido, por segunda vez en la última semana, suspender cotizaciones para evitar que el pánico de los inversores dejase el precio de la acción en mínimos históricos.

Ese pánico está provocando en las bolsas, y también en la de Madrid, ventas masivas que están dejando el valor de la acción de las cotizadas a niveles que nos se conocían desde la crisis económica del 2008.

Mientras tanto la Reserva Federal de Estados Unidos ha tomado la decisión de rebajar aún más los tipos de interés, una reducción de los requisitos de capital de los bancos, compra masiva de deuda pública y acuerdos con los bancos de medio mundo para que haya circulante.

Fuente – EL PAÍS / El Confidencial / el diario / EL MUNDO

Imagen – PSOE / Comisiones Obreras / Siyuwj / José María Mateos / La Moncloa – Gobierno de España / Matthias Ripp / William Warby / Owen Byrne