Fumata blanca

Todo parece indicar, aunque todavía no hay un texto definitivo, que los agentes sociales han llegado a un acuerdo sobre la reforma del mercado laboral y de las pensiones, incentivando el trabajo más allá de la jubilación y una tributación de autónomos por la cuantía que ingresan mensualmente

Todo parece encarrilado para que los agentes económicos y sociales lleguen a un acuerdo para la reforma de las pensiones.

A pesar de todo la CEOE todavía no ha dado su sí y esperará a ver la redacción final del documento para dar su pláceme.

Mientras tanto los dos sindicatos mayoritarios están contentos con el borrador del acuerdo y coinciden con el hecho de que lo único que falta por arreglar son los últimos flecos.

Acuerdo político

Al menos sobre el camino que debe de llevar a cabo para la reforma de las pensiones, aunque como ya hemos indicado la CEOE esperará al texto final para dar su visto bueno, o no.

Desde el gobierno se indica que en unos pocos días el texto estará listo, y después de comunicárselo a los agentes sociales, se publicará en el Boletín Oficial del Estado para que sea público.

Debemos de recodar que los 140.000 millones de euros que van a llegar desde Bruselas – la mitad en subsidios y la otra mitad en préstamos – están condicionados a un ambicioso paquete de reformas.

El paquete de reformas se centra en una reforma en profundidad de las pensiones y el mercado de trabajo, unos cambios que no son del agrado de los dos sindicatos mayoritarios, CC. OO. y UGT.

Hay que tener en cuenta que la crisis financiera de hace 10 años provocó unos recortes brutales en las pensiones y ahondó la precarización del mercado laboral, con poca calidad en el empleo.

Endurecer la jubilación

En el caso de las pensiones, la nueva reforma va a traer un endurecimiento de las mismas, con un aumento del tiempo de cómputo, que llegará a los 35 años para poder lograr el 100% de la pensión.

A regañadientes los sindicatos han asumido los 35 años como el tiempo que cualquier trabajador tendrá que cotizar para cobrar su pensión íntegra, lo cual supone una gran victoria para el ministro Escrivá.

Además, de esa manera, deja lo más peliagudo de la negociación, la reforma del mercado laboral, para el próximo año, una negociación que será mas llevadera con el SARS-CoV-2 dejado atrás y con un PIB creciendo más del 5%.

Aunque hasta ahora lo que se ha llegado a un acuerdo es a un borrador, fuentes del ministerio indican que en pocos días se podrá publicar la redacción del texto definitivo, donde también se establecen modificaciones con respecto a las pensiones no contributivas.

Problemas en seno de la CEOE

Aunque la Confederación de Organizaciones Empresariales finalmente ha firmado el acuerdo, el mismo es de su entera satisfacción.

Además, cualquier ligero cambio en la redacción del documento puede provocar borrasca en la CEOE, habida cuenta de que la comisión de diálogo social de dicha organización está compuesta por 280 miembros.

Además, la asunción del texto se produjo primeramente en UGT, unos días después en la CC. OO. y los últimos en asumir el acuerdo fueron los empresarios.

Cada vez menos cotizantes

La realidad del mercado laboral español es que cada año que pasa hay menos cotizantes, y en estos momentos hay 3,4 personas trabajando por cada pensionista.

El envejecimiento de la población y la baja natalidad abonan el pesimismo en un escenario en el cual en pocos años no habrá suficientes cotizantes para sostener las pensiones.

En estos momentos se gasta el 11% del PIB en pagar pensiones, y las previsiones para el 2050 es que el gastó será más del 15% en el 2050, según el informe España 2050.

Precisamente es con esa reforma que se va a efectuar en las pensiones lo que pretende lograr es una sostenibilidad del sistema, tanto a corto, como a medio y largo plazo.

Otros temas de índole menor: revalorización de las pensiones

Ha sido uno de los compromisos del gobierno para con los pensionistas, y es que estos no solo no pierdan poder adquisitivo, sino que lo ganen en cada ejercicio fiscal.

En el caso en el cual haya inflación negativa, las pensiones no se revalorizarían ya que es un corrector automático que aumenta la capacidad de compra de los pensionistas.

Con ello se deroga la reforma de las pensiones que realizó el PP, que, en caso de desequilibrio en las cuentas del Estado, la revalorización sería solo del 0,25%.

Jubilarse cuando se debe

Lo que se pretende logar es que la edad efectiva de la jubilación se equipare con la edad legal, y no como ahora en la cual el pensionista tipo se jubila dos años antes de su edad legal de pasar a retiro.

Para ello la Seguridad Social estrena una nueva panoplia de bonificaciones y penalizaciones para aquellas personas que acceden a su jubilación, lo hagan cuando deben.

Por otro lado, desde la Seguridad Social también se pretende incentivar que los mayores alarguen su vida laboral, máxime cuando esta más que demostrado que ello no tampona el acceso de los jóvenes al empleo.

Aquellas personas que decidan seguir trabajando después de su edad de jubilación recibirán, por cada año de más trabajado, 11.000 euros o un 4% más de pensión.

Los autónomos cotizarán en función de su facturación

Con ello se logra una de las reivindicaciones históricas del colectivo de los autónomos, que es tributar por la facturación que tiene, y no como hasta ahora por una cantidad fija.

La cotización sería entre una horquilla entre 90 y 1.220 euros mensuales en dependencia directa de sus ingresos.

El método entraría en vigor en 2023 y existiría un periodo de transición de nueve años hasta la completa implantación del modelo.

Hasta ahora, además de una cantidad fija, los autónomos podían también tributar por módulos, aunque a esa figura se adscribían aquellos trabajadores por cuenta propia que más facturaban.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – La Moncloa – Gobierno de España / CEOE / Daniel X O’Neill / Universidad de Deusto / Public Services International / 401 (K) 2012 / Pedro Ribeiro Simões / John Morgan

Los autónomos acarician un viejo sueño

Mientras poco a poco la economía, y en especial la hostelería recuperan empleo y actividad, los autónomos ya casi acarician una histórica reivindicación del colectivo: poder cotizar proporcionalmente a lo que se factura

Un sueño largamente acariciado por los autónomos, cotizar por lo que ingresan en vez de una cuota fija, podría estar más cerca.

En el último borrador presentado por el gobierno a los agentes sociales y que, por primera vez, establece que los pagos se harán por tramos, con unas cuotas que irán desde los 90 euros a los 1.220 euros mensuales.

El gobierno tiene intención de aprobar la norma para el 2022 y que sus efectos económicos comiencen a tener efecto un año después.

Novedades importantes

En caso de ser aprobada la reforma, el despliegue de la misma se hará en nueve años, y cada tres años se evaluará si la medida va por buen camino.

Asimismo, serán los propios autónomos los que decidirán en que base de cotización quieren estar, en previsión de la cantidad de ingresos que van a tener en el año entrante.

En caso de que el autónomo tenga unos ingresos superiores a los previstos, antes de que termine el año fiscal el trabajador podrá modular su cuota para que sus ingresos reales se ajusten a los estimados.

En caso de ingresar más de lo previsto, el autónomo tendría que pagar una cuota añadida, y si el caso es que no ha ingresado tanto como esperaba, la Seguridad Social le devolverá una cantidad proporcional.

Revalorizar las pensiones

Es otro de los grandes proyectos del gobierno socialista y del ministro José Luís Escrivá, que abre nuevamente la puerta a la revalorización de las pensiones.

En el borrador se puede leer que en caso de que los pensionistas pierdan poder adquisitivo en el año en curso, eso se compensará, al año siguiente, con lo que en términos coloquiales se llama «paguilla».

Y los más interesante, en caso de que, por diversos motivos, como puede ser una inflación negativa, los pensionistas ganen poder adquisitivo, no se les detraerá nada de sus pensiones.

A eso se une que cada lustro se hará una evaluación de si las pensiones han logrado aumentar su poder adquisitivo: en caso negativo se establecerían mecanismos para lograr ese efecto.

Aumentan las penalizaciones

Hasta ahora, aquellos cotizantes que se jubilaban antes de la edad legal de jubilación – de media los trabajadores se suelen jubilar dos años antes de llegar a la edad efectiva – tenían una penalización del 4%.

A partir de ahora la penalización se equiparará al del resto de los trabajadores, que va del 13% al 21%, dependiendo de los casos posibles.

Con esta nueva medida lo que se pretende es desincentivar a las jubilaciones anticipadas, aunque le gobierno prevé un periodo transitorio de 12 años, en los cuales se irá progresivamente aplicando la medida.

Trabajar más allá de la jubilación

Es otro de los puntos fuertes del plan del Ministerio de Seguridad Social y Migraciones, y es que, voluntariamente, se siga trabajando más allá de la edad de jubilación.

Son muchos los trabajadores que más allá de su jubilación pueden seguir trabajando, siendo unos años en los cuales se tiene una valía profesional y unos conocimientos, atesorados tras una larga vida de trabajo, que muchas veces se desaprovechan.

Para incentivar que se siga trabajando más allá del retiro, se va a prohibir la jubilación forzosa al llegar a los 68 años y medidas de apoyo a las empresas para que mantengan el empleo de los trabajadores añosos.

España crea empleo a pesar de la pandemia

Con los últimos datos en la mano, los de abril del 2021, en España se han creado 134.000 nuevos empleos, el mejor dato de creación de empleo desde julio del 2020.

Hoy la Seguridad Social ha recuperado a 19 millones de cotizantes, bien es cierto que gracias al efecto el calendario.

En lo que respecta a datos interanuales, en los últimos doce meses se han creado 600.000 puestos de trabajo, aunque también es cierto que en estos momentos hay 200.000 afiliados menos a la Seguridad Social que antes de la pandemia.

Buen dato de paro

Como es lógico y natural, la creación de empleo ha traído con consecuencia una mejora en los datos del desempleo.

En el pasado mes de abril se crearon 39.000 empleos, con lo que en estos momentos hay desempleados 3.910.628 personas, y serían muchas más si el gobierno no se hubiese sacado de la chistera los ERTE.

Al mismo tiempo, buena parte del empleo que se está creando es de calidad: de los contratos firmados en abril, 164.080 fueron indefinidos, lo que supone un 12,01% del total de los contratos establecidos.

En una situación de recesión económica, el dato dice mucho del estado de la economía nacional, ya que en un mes «normal» los contratos indefinidos no pueden superar el 10% de los firmados.

Pero en los meses precedentes, con la economía a medio gas y las olas sucesivas del coronavirus SARS-CoV-2, en marzo la seguridad social perdió 45.000 cotizantes y en febrero las bajas fueron 30.000.

Las empresas se recuperan

Y el mejor índice de eso no es otro que el dato de los trabajadores que salen cada mes de los ERTE, que, en marzo, último mes del que hay datos, han llegado a 36.621 personas.

El número de trabajadores en ERTE actualmente en España es de 638.238 personas, y el 50% de estas proviene del gremio de la hostelería, y 100.000 de ellas específicamente de negocios de hospedaje, principalmente hoteles.

En el último año se ha conseguido que tres millones de trabajadores hayan podido volver a sus puestos de trabajo, mientras todavía 13.500 empresas siguen con expedientes de regulación de empleo temporal.

La hostelería a la cabeza de la recuperación

La hostelería es, con mucho, el sector que más empleo crea, en concreto con 40.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social.

Uno de los sectores más pujantes de la economía nacional, como es la hostelería, se va recuperando poco a poco a medida que la caída de las restricciones y del estado de alarma permiten hacer más negocio.

Fuente – EL PAÍS / CincoDías

Imagen – Tom Chapman / Nenad Stojkovic / Carlos Ebert / Coryn Wolk / Bob Dass / DaMongMan / Banalities / Paul Sobczak / Laura LaRose

Los autónomos cobrarán su «paro» a partir de este viernes

En una medida que puede ser calificada como histórica, los autónomos podrán, a partir del próximo viernes, cobrar un subsidio por cese de actividad, una suerte de paro para aquellos trabajadores por cuenta propia que hayan tenido que cerrar sus negocios o hayan sufrido una merma del 75% de su facturación

Será el próximo viernes 17 cuando los autónomos comiencen a cobrar por cese de actividad, una especie de «paro» sui géneris, y que era una reivindicación histórica del sector.

Realmente serán las mutuas los que pagarán la primera mensualidad a todos aquellos autónomos a los que la Seguridad Social les ha concedido ese subsidio.

Se trata de una prestación extraordinaria que ha habilitado el Ministerio de Trabajo para un sufrido colectivo, muchos de cuyos integrantes pertenecen al sector terciario y con tiendas y bares cerrados se han quedado sin su modo de vida.

Subsidio de nueva creación

Esta «ayuda» fue creada por el gobierno el pasado 17 de marzo, para todos aquellos trabajadores autónomos que debido al estado de emergencia hayan tenido que cesar su actividad temporalmente.

A pesar de que la mayoría de los afectados son del sector servicios, en esta categoría también se encuentran profesionales de diversos sectores, que de manera indirecta han tenido que «echar la persiana» porque sus clientes también lo han hecho, caso de las asesorías.

Entre los requisitos para poder solicitar el subsidio, además de tributar en el régimen de autónomos, es necesario que se pueda justificar que se ha tenido que cesar su actividad laboral debido al covid-19.

Inclusive, si se puede probar que la caída de actividad del autónomo ha superado el 75% de su facturación también se podrá cobrar la prestación, aunque esa caída de actividad tiene que ser valorada mes a mes.

Además, el cobro de subsidio se puede compatibilizar con otro rango de ayudas, aunque este capítulo todavía no ha sido precisado.

La cuantía del subsidio no superará, por regla general, los 661 euros netos por todos los conceptos, pero como ya hemos anunciado, es compatible con el cobro de otro tipo de subsidios.

Casi un millón de solicitudes

Son casi un millón de autónomos han solicitado la prestación hasta el momento, la como ha referido en rueda de prensa José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Hay que tener en cuenta que dentro del régimen de autónomos engloba, en el conjunto del estado, a 3.250.000 trabajadores, lo que supone que el 25% de esa categoría tributaria ha solicitado la «ayuda».

Desde la Seguridad Social se informa que el 98% de los que han solicitado el subsidio reúnen los requisitos para el cobro del subsidio, por lo que se puede decir que los autónomos de este país están moderadamente cubiertos ante esta debacle.

De cualquier modo, es necesario esperar al próximo viernes para ver cual es la cantidad exacta de trabajadores autónomos que van a cobrar su cese de actividad.

Por el momento siguen siendo muchos los autónomos que todos los días presentan la documentación para acceder a esa ayuda, y la administración está solventando los expedientes en un máximo de 30 días hábiles.

Un próximo pago

Desde la Seguridad Social ya se contempla realizar un nuevo pago a finales de abril o principios de mayo, habida cuenta de que seguramente en mayo seguiremos confinados y muchos negocios tendrán que seguir obligatoriamente cerrados.

Desde la Seguridad Social también se advierte que los autónomos a los cuales se les apruebe la ayuda no tendrán que esperar al próximo mes para recibir su primer pago, ya que las cantidades se liberarán casi de modo automático.

De lo que se trata es que nadie se quede atrás, y todo el mundo tenga un ingreso vital que le permita seguir viviendo, pagando los alquileres y las hipotecas y pudiendo comprar la comida y lo servicios que necesitan las familias.

Reivindicación histórica

El hito de que los autónomos puedan cobrar un subsidio, aunque sea de manera temporal es producto de una negociación con el Ministerio de Trabajo en la que han participado las principales organizaciones de autónomos.

En la mesa negociadora han estado presentes ATA, UPTA y UATAE, que han logrado, finalmente, «arrimar el ascua a su sardina» y lograr que por primera vez en la historia laboral de España los autónomos puedan cobrar un cese de actividad temporal.

También es cierto que en la negociación ha contado con la receptividad de la ministra «del ramo», que no es otra que Yolanda Díaz, incardinada entre los ministros de Unidas Podemos, muy receptivos a defender los derechos de los trabajadores.

En las conversaciones también se trató, de manera tangencial, sobre la dinamización de los ERTE, ya que no so pocos los autónomos que tienen trabajadores a cargo, y también quieren que esos trabajadores estén «cubiertos».

No se logra una exención de impuestos

Era una de las reivindicaciones que ATA llevaba a la mesa de negociación, aunque finalmente no lograron «doblar la mano» a la ministra.

Mientras cobren el subsidio, los autónomos tendrán que seguir pagando sus cuotas a la Seguridad Social que recordemos que van por tramos, no cotizando todos los autónomos por la misma cantidad.

A pesar de ello la «idea fuerza» que defiende el ministro Escrivá es que todos los trabajadores de este país, independiente en el régimen en el que se encuentre, estén razonablemente protegidos y tengan dinero suficiente como para poder seguir con sus vidas.

Bajar el límite del 75%

Ha sido un hueso difícil de roer y finalmente las organizaciones sindicales de autónomos no han podido reducir ese porcentaje, a pesar de que en cierto momento de las conversaciones estas encallaron en ese punto.

Desde las organizaciones de autónomos se indica que se trata de un porcentaje muy elevado y que hay autónomos que sin llegar a esa reducción de cifra de negocio también lo están pasando muy mal.

Uno de los hándicaps que tiene los trabajadores autónomos es que el día uno del mes, antes de «abrir la persiana» generan una cantidad de gastos considerables, y no digamos si se trata de un autónomo que encima tiene trabajadores a cargo.

Fuente – el diario

Imagen – Rene Schwietzke / Kārlis Dambrāns / Jennifer Morrow / kuhnmi / Elisardojm / Mike Lawrance / Joao Vicente

El gobierno prepara un paquete de medidas económicas y sociales

Mientras el gobierno prepara un ambicioso paquete de medidas económicas para ayudar a trabajadores, autónomos y empresarios, las organizaciones sociales piden ayudas para pagar las hipotecas y los alquileres y las Bolsas de medio mundo entran «en barrena»

El gobierno de España prepara, tal como ha indicado el presidente del Gobierno, prepara para mañana martes un importante paquete de medidas económicas para hacer frente a la crisis que está provocando la pandemia.

Entre las actuaciones previstas, están, entre otras, un mecanismo para acelerar los ERTEs (expedientes de regulación de empleo temporal), suspender las cotizaciones sociales de las empresas a la Seguridad Social y subsidios para los trabajadores que están sufriendo regulación de empleo en sus empresas.

Se trata de una contundente batería de medidas legales que han sido consensuadas tanto con los principales sindicatos, UGT y CC. OO., pero también con la patronal que preside Antonio Garamendi y con CEPYME.

Con los agentes económicos y sociales

Fue en la reunión que mantuvo el presidente del Gobierno con los agentes económicos y sociales cuando se elaboró un borrador que se ha convertido en el elemento rector para las medidas de calado económico que se harán públicas mañana.

En el «arsenal» económico que se desvelará mañana también se dictaran avales para empresas y la activación del subsidio de cese de actividad para los autónomos, que de facto equivale a un subsidio de desempleo.

Regular los ERTE

Ha sido una de las principales reivindicaciones de las organizaciones empresariales, tanto de la CEOE, cuya cabeza visible es Antonio Garamendi como por CEPYME, la patronal de la pequeña y mediana empresa.

Las principales peticiones de los empresarios, en lo que tienen que ver con los ERTE, consisten en solicitar una completa regulación de los mismos, rellenando los «vacíos legales», y la agilización y resolución de los mismos.

En lo que interpela a los sindicatos, estas organizaciones han solicitado la desaparición de los periodos de carencia a la hora de tener derecho al subsidio de desempleo, y también que el periodo que se cobre del mismo no se reste del tiempo de prestación posterior.

Las medidas de protección de los trabajadores englobarán tanto a los fijos como al colectivo de los fijos – discontinuos.

Suspender el pago de hipotecas y alquileres

Está siendo una de las peticiones de muchas organizaciones sociales, debido a que muchos trabajadores por cuenta ajena están siendo sometidos a Expedientes de Regulación Empleo temporales.

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, y en concreto en el caso de los autónomos, muchos de ellos se han visto obligados a «echar la persiana» temporalmente, producto de que España es esencialmente un país de servicios.

Desde esas organizaciones sociales también se aplaude que el Consejo General del Poder Judicial ha cancelado, en todo el territorio nacional, los desahucios de viviendas por impago de hipotecas o alquileres.

Ya el pasado jueves el máximo órgano de los jueces españoles había suspendido la ejecución de desahucios en las cuatro regiones españolas más afectadas por la pandemia: Comunidad de Madrid, Euskadi, y los partidos judiciales de Igualada (Barcelona) y Haro, en La Rioja.

La suspensión no es baladí, ya que, de media, y en el conjunto del estado, se produce una media de 150 desahucios al día.

El gobierno ya preparaba la medida

En una decisión que poco tiene que ver con la pandemia del coronavirus, y mucho con el acento social que el PSOE e Unidas Podemos han querido imprimir al gobierno de coalición, ya habían impuesto una ampliación de la moratoria antidesahucios por impago de alquiler.

Pero las organizaciones sociales temen «el día después», esto es, que las situaciones que se están generando actualmente – ERTEs, autónomos obligados a «echar la persiana» – una vez que la moratoria quede sin efecto, no van a tener recursos para hacer frente a sus alquileres e hipotecas.

¿Y los trabajadores?

Son otros de los grandes perjudicados de esta sorpresiva crisis sanitaria, por lo que las organizaciones sociales piden que se tomen medidas, siendo una de las posibles que, a los trabajadores con contrato temporal, se les prorroguen los contratos.

Además, carece de lógica que se esté pidiendo a los trabajadores que se confinen en sus casas y obligando a cerrar las empresas, y que no se ayude económicamente a empleados y autónomos que han perdido temporalmente su fuente de ingresos.

Desempleo masivo en el horizonte

Es el diagnóstico compartido por muchas organizaciones sociales, que ven en lontananza una fuerte destrucción de empleo como consecuencia de esta crisis sanitaria que tiene también una faz económica y social.

Los ERTEs están al orden del día, la capacidad productiva paralizada, y los «gurús» económicos advierten que casi segura recesión económica, y de entre las posibles curvas que se plantean, la que más posibilidades tiene de «dibujarse» es en forma de U.

Siguiendo el trazo de esa letra, y aplicándola a la lógica económica, lo que significa es que la economía entrará – ya está entrando – «en barrena», seguirá un largo periodo de recesión y la recuperación será lentísima.

Las Bolsas en «caída libre»

Siguiendo la tónica general de las bolsas de valores de los cinco continentes, el IBEX 35 lleva varias jornadas en «caída libre» habiendo perdido los 6.000 puntos, considerados como una «barrera psicológica».

Tal es la debacle que la Bolsa de Nueva York ha tenido, por segunda vez en la última semana, suspender cotizaciones para evitar que el pánico de los inversores dejase el precio de la acción en mínimos históricos.

Ese pánico está provocando en las bolsas, y también en la de Madrid, ventas masivas que están dejando el valor de la acción de las cotizadas a niveles que nos se conocían desde la crisis económica del 2008.

Mientras tanto la Reserva Federal de Estados Unidos ha tomado la decisión de rebajar aún más los tipos de interés, una reducción de los requisitos de capital de los bancos, compra masiva de deuda pública y acuerdos con los bancos de medio mundo para que haya circulante.

Fuente – EL PAÍS / El Confidencial / el diario / EL MUNDO

Imagen – PSOE / Comisiones Obreras / Siyuwj / José María Mateos / La Moncloa – Gobierno de España / Matthias Ripp / William Warby / Owen Byrne