Cosas de Elon Musk

A pesar de que Elon Musk se ha hecho con un paquete accionarial del 9,2% de Twitter, lo que lo convierte en el accionista mayoritario, al menos por el momento ha declinado entrar en el consejo de administración, algo que desde Twitter respetan

Con miles de seguidores en Twitter, cada tuit del sudafricano Elon Musk provoca cataclismos económicos haya por donde se le lee.

Al hombre más rico del mundo le bastó escribir el escueto tuit “Bitcoin” para que la criptomoneda se apreciase como nunca lo había hecho.

Su última incursión se ha producido en Twitter, donde se ha hecho con un paquete accionarial del 9,2% lo que le convierte en el accionista mayoritario de la red social que fundasen, entre otros, Jack Dorsey.

Si entrar en el consejo de administración

Aunque sería lo más idóneo dado su posición dentro del accionariado, ha sido el propio Musk el que ha rechazado la idea de entrar a formar parte del consejo de administración.

Así lo ha comunicado el consejero delegado de Twitter, Parag Agrawal, aunque todo estaba ya preparado para que el 9 de abril fuese investido con dicha responsabilidad, valorando como «bueno» que no se sume al consejo.

Sin embargo, desde Twitter se ha valorado como positivo que Musk se haya convertido en el máximo accionista, de manera que estarán muy atentos a las ideas que pueda lanzar para mejorar la red social alguien que es el Rey Midas de la tecnología.

Musk ha desembolsado 2.400 millones de dólares para hacerse con 73,5 millones de acciones de Twitter, lo que supone un paquete accionarial que es cuatro veces el que mantiene Jack Dorsey, uno de los fundadores de la red social.

Para Twitter, así lo han publicado en tuit, tener alguien que todo lo que toca lo convierte en oro, y que es sumamente crítico con la actividad de todas las empresas de las que forma parte, es un acicate para mejorar.

Ideas novedosas

Una de ellas es el dotar a Twitter de un botón con el que los tuits se puedan editar, algo que ha llegado a someter a una encuesta a sus seguidores en Twitter.

Hasta ahora, los tuits no se pueden editar y así quedan tal como se han escrito, aunque esta red social si permite borrar tuits, pero no editarlos.

En la encuesta salió mayoritariamente la opción de permitir que en un futuro los tuits se puedan editar; a partir de ahí desde Twitter han informado que se estudiará implementar esa posibilidad en el futuro.

Musk también se ha mostrado muy crítico con introducir publicidad en Twitter, ya que, según el sudafricano, eso podría permitir que las grandes corporaciones puedan influir en las opiniones que se vierten en la red social.

Variar el rumbo

Musk ha entrado en Twitter como un vendaval, ya que además de mostrarse contrario a que en Twitter se introduzca publicidad, también se ha preguntado, no se sabe si retóricamente, si Twitter se está muriendo.

Elon Musk lo cree después de que una gran cantidad de creadores de opinión, caso de Justin Bieber o Taylor Swift, dos usuarios que tuit a tuit crean tendencias y se convierten en trending topic, hallan decido abandonarla.

Por otro lado, en su última excentricidad, ha abierto otra encuesta para que sus seguidores decidan si el cuartel general de Twitter en San Francisco debería de convertirse en un albergue para personas sin techo, ya que la mayoría de los trabajadores desarrollan su actividad «en remoto».

Por si fuera poco, Musk también ha puesto en solfa la política de contenidos de Twitter, y eso debido a que la empresa ha puesto toda la carne en el asador en la moderación de contenidos, después de expulsar a Donald Trump de su red social.

Tuits colaborativos

Pudiera ser la próxima novedad que nos podríamos encontrar en Twitter, debido a que son muchos los usuarios que se pasan muchas horas «buceando» en los tuits de las personas a las que siguen.

Para fomentar las coincidencias dentro de la red social, Twitter podría estar estudiando la posibilidad de una suerte de tuits colaborativos.

Se trataría de que varios usuarios de Twitter puedan escribir al alimón mensajes de no más de 280 caracteres, es decir, dos veces el tamaño de un tuit estándar que están limitados a 140 caracteres.

Una nueva interfaz

De lo poco que se ha podido saber hasta ahora, uno de los usuarios iniciaría la escritura del tuit y existiría un botón en el cual podría sumar a otros usuarios de la red social para colaborar en la escritura del tuit.

En la firma de los tuits, evidentemente, aparecerían las «firmas» de todos aquellos usuarios que hubiesen colaborado en la elaboración del mensaje.

Sin embargo, aunque a grandes rasgos la idea ya está asentada en el equipo de desarrollo de Twitter, se desconoce cuándo se implementará la nueva funcionalidad, lo que supondrá un cambio de orientación de la red social.

Si por algo se ha caracterizado Twitter hasta ahora, y probablemente por eso ha tenido el éxito que tiene, es porque las opiniones son individuales y algo muy importante, lo que se ha dicho en Twitter así queda.

Ahora antitaurina

Es en lo que se ha convertido en los últimos meses Twitter España, al menos en los países de habla hispana, después de que hayan censurado muchas opiniones del colectivo taurino, por lo que Twitter define como «placer sádico».

El último caso ha sido que Twitter ha suspendido la cuenta del matador Emilio de Justo cuando quedaban 24 horas para que tuviese su alternativa en el albero.

Esta especie de «censura» así lo califican los taurinos se está extendiendo a otras redes sociales como Facebook o Instagram, que están calificando los contenidos taurinos con advertencias de «contenido delicado».

Esta piel tan fina, dicen los taurinos, contrasta con las noticias que se pueden encontrar en las redes sociales sobre la guerra en Ucrania, donde no hay ningún problema en que los mensajes tengan un apoyo gráfico de fotografías con fosas comunes con decenas de muertos.

Fuente – EL PAÍS / Computer Hoy / EL MUNDO

Imagen – Maurizio Pesce / Tech Crunch / Tesla Owners Club Belgium / Richard Leonard / Campaign Bootcamp / Twitter / Eric Titcombe

Elon Musk, el éxito de un visionario

Su nombre es sinónimo de éxito empresarial, pero también de un pensamiento, que, en mor de lo políticamente correcto, denominaremos pensamiento lateral. De su mano, que como la del rey Midas convierte en oro todo lo que toca, nos encontramos con PayPal, Tesla, SpaceX o Hyperloop

Aunque se le conoce más por sus extravagancias, algunos lo llamarían pensamiento lateral, la realidad es que inversores y los mercados confían en el muñidor de éxitos empresariales como PayPal, Tesla y SpaceX, por citar solo tres.

Además de un empresario de éxito, Elon Musk es además un mago de la comunicación y sus mensajes calan, no en vano en la red social Twitter tiene 66 millones de seguidores.

Su dominio de la comunicación lo volvió a demostrar en una reciente conferencia dictada desde las impolutas instalaciones de la nueva fábrica de Tesla en Austin (Texas).

Musk respondió en tiempo real a las preguntas que le lanzaban los participantes en la conferencia desde un hotel neoyorquino.

Opiniones poco políticamente correctas

Elon Musk no es que digamos un CEO al uso ni políticamente correcto en sus opiniones; en la conferencia citada, entre las risas de la audiencia, llegó a decir que los consejeros delegados no sirven para nada.

La opinión era aventurada habida cuenta que la mayoría de la audiencia de la conferencia neoyorquina eran precisamente…consejeros delegados de importantes empresas norteamericanas y europeas.

Y esa solo fue una de las perlas que soltó. Aquí va otra: ante la pregunta de que sí se deberían imponer mayor tributación a los superricos, el dijo que no iba a quitar a los gobiernos el trabajo, máxime cuando han demostrado que son altamente ineptos para llevar a cabo dicha redistribución.

También considera que el mundo no se encuentra superpoblado y que la solución es tener más hijos, diciendo que él es un buen ejemplo de ellos, ya que tiene seis retoños.

El hombre más rico del mundo

En la última revisión que ha hecho la Bloomberg, Musk ha quitado la corona a Jeff Bezos, y se ha convertido en el hombre más rico del mundo, con una fortuna personal de 282.100 millones de dólares.

En él conviven diferentes Musk, además del avispado empresario nos encontramos a una persona a la que le vendría bien el calificativo anarcocapitalista, una denominación muy en boga entre los superricos.

Sus opiniones también son extremas, con «perlas» como que la única salvación de la humanidad es colonizar otros planetas o que los robots dominarán a nuestra especie si no lo evitamos de alguna manera.

Mientas que lanza esas opiniones catastrofistas, sus empresas siguen invirtiendo en mejorar la tecnología, habiendo logrado que un primate pueda jugar a un videojuego únicamente con su mente.

El Muskismo

Tal es su trascendencia mediática y su potencia empresarial, que algunos analistas creen que Elon Musk ha inventado un nuevo tipo de capitalismo que han bautizado con el nombre de Muskismo.

Las características del Muskismo, término acuñado por la historiadora Jill Lepore, se caracterizaría por un capitalismo extravagante y extremo.

Eso propicia un tipo de empresas donde su valor, además del valor de la acción, lo determina la fantasía de los gestores de esa industria.

Y Elon Musk, si algo ha sido, es un visionario que ha tenido ideas futuristas que finalmente han cuajado: de la misma manera que la idea de PayPal estaba adelantada a su tiempo, algo parecido sucedió con Tesla.

No nos olvidemos que el objetivo final de Tesla, además de fabricar vehículos completamente eléctricos es que acaben siendo también dirigidos no por conductores humanos, sino por inteligencia artificial.

La idea emboscada detrás de SpaceX también puede ser calificada como ciencia ficción, al menos a estas alturas del siglo XXI: el objetivo final es llevar a buena parte de la población mundial a vivir en colonias en Marte.

Tesla rompe todas las escalas

Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos que aspiran a la conducción autónoma, es el desempeño empresarial que mejores «números» muestran.

Cuando surgió la empresa, las acciones cotizaban a 10 USD, doce años después cada título tenía un valor de 1.068 dólares, teniendo a principios de 2020 una capitalización bursátil de 117.000 millones de dólares.

Una de las últimas noticias, que ha hecho subir todavía más el título, es que Tesla proporcionará a Hertz – una de las empresas de alquiler de vehículos más grandes del mundo – un total de 20.000 vehículos eléctricos.

Musk también es capaz de utilizar a la opinión pública en su propio beneficio, y en esa «clave» se debe de entender la pregunta que hizo en Twitter si debería de vender el 10% de las acciones que poseía en Tesla.

El 60% de los que opinaron contestaron que sí y Musk vendió sus acciones, aunque posteriormente su calculada maniobra le sirvió para no tener que pagar los impuestos derivados de stock options que poseía sobre esas acciones.

Con viento de cola

Los buenos números de Tesla tienen que ver también con una opinión pública, que convencida que de seguir así acabaremos sin planeta donde vivir, ve con buenos ojos la movilidad eléctrica.

A ello se une que los vehículos Tesla son los mejores en su segmento y que los precios prohibitivos que tenían no hace tanto tiempo se han moderado.

Un gigante con pies de barro

A pesar de ello, son muchos los analistas financieros que consideran que el título de Testa está sobrevalorado y que solo se podrá mantener por encima de los 1.000 USD en caso de que en el próximo año logre vender entre 10 y 11 millones de vehículos.

Otros elementos indispensables para mantener la capitalización bursátil de la compañía pasan por reducir los costes de diseño y fabricación de los vehículos y que la membresía que va a lanzar del software de asistencia a la conducción tenga éxito.

Además, en el caso de Tesla, el éxito de la compañía también depende de factores que no están al alcance, al menos aparente, de Elon Musk, como que para el 2035 la Unión Europea prohíba los vehículos con motor de combustión.

En la consecución de ciertas hipótesis se puede entender que Tesla acabe de abrir una factoría en Shanghái, ya que se espera que para el 2025 una cuarta parte del parque automovilístico chino no utilice motores de explosión.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Steve Jurvetson / Ron Frazier / rblood / Brian Snelson / Maurizio Pesce

Próximo objetivo el Bitcoin

Elon Musk, empresario de éxito y el hombre más rico del mundo, acaba de anunciar que Tesla invertirá parte de su efectico en Bitcoins. Los mercados han reaccionado con presteza y el Bitcoin se ha apreciado un 15%

Elon Musk, un visionario y el más rico del mundo según la revista Forbes, es un emprendedor nato.

A Tesla y SpaceX se le suma otras muchas iniciativas empresariales y ahora parece que el objetivo de este empresario de origen sudafricano es la criptomoneda por excelencia, hablamos de Bitcoin.

Musk acaba de invertir 1.500 millones de dólares en la criptomoneda lo que puede suponer el espaldarazo definitivo a la moneda digital que crease, o eso se dice, un misterioso desarrollador de origen japonés, Satoshi Nakamoto.

Pagar con Bitcoins

Para demostrar que a apuesta por el Bitcoin es real y no una mera acción especulativa o de imagen, a partir de ahora Tesla admitirá como moneda de pago para comprar sus vehículos la criptomoneda.

Los mercados han reaccionado a velocidad de la luz, y el Bitcoin se ha revalorizado llegando a valer44.000 dólares norteamericanos, lo que supone una apreciación de su valor, en unos pocos días, del 15%.

Además, el grueso de los 1.500 millones proviene de efectivo que tiene Tesla, que como política de diversificación ha anunciado que va a invertir en lingotes de oro, criptomonedas y también en «valores refugio».

Un personaje importante

La meteórica carrera empresarial de Elon Musk, siempre trufada de éxitos, lo ha convertido en la persona más rica del mundo, con un patrimonio que se calcula que llega a los 182.900 millones de dólares norteamericanos.

Y sí eso no fuera poco, tiene una habilidad especial para alterar todo tipo de mercados, desde la Bolsa de Wall Street a los de deuda; hace unas semanas Elon Musk anunció su nueva querencia por el Bitcoin.

Para ello utilizó su «altavoz» preferido, la red social Twitter, con un críptico mensaje compuesto por solo una palabra: Bitcoin.

Con solo siete letras consiguió que el Bitcoin se apreciase, en pocos días un 15%, llegando a los 44.000 dólares norteamericanos por unidad de esa moneda.

Valor refugio

El Bitcoin se está convirtiendo en un valor refugio, de ahí su apreciación constante, poniéndose al mismo nivel que los metales preciosos, el dólar norteamericano o el franco suizo.

Pero la hazaña de haber convertido la criptomoneda en un «valor refugio» no es solo atribuible a Musk, sino también a que muchos inversores institucionales han comenzado a ahorrar en monedas virtuales.

Al mismo tiempo, gigantes del pago electrónico, como es el caso de PayPal, empresa que el mismo Musk fundó, aunque posteriormente vendió su parte del negocio, ya admiten pagos con Bitcoin.  

Pero todo no está siendo un «camino de rosas» para el Bitcoin, ya que son muchos los reguladores, entre ellos el Banco Central Europeo, que están escamados por su uso en la Internet profunda para negocios tan poco edificantes como el de la venta de armas y drogas.

Sabiendo donde se meten

Elon Musk y Tesla son conscientes, así se lo han hecho saber a la Comisión de Bolsa y Valores, SEC en sus siglas en inglés, que optar por el Bitcoin es una apuesta arriesgada.

En el pliego que han enviado a la SEC asumen que el Bitcoin es una divisa altamente especulativa, y también la importante fluctuación que sufre esa criptomoneda.

Asumir el uso del Bitcoin, prosiguen desde Tesla, es asumir grandes riesgos y un incierto futuro de la moneda virtual, además de las implicaciones tecnológicas de utilizar una moneda que no tiene respaldo físico.

Tal como se ha podido ver en la historia reciente del Bitcoin, está sujeta a la posibilidad de sufrir ataques informáticos y que llegue un momento, como en la mayoría de los productos digitales, llegue un momento en que la moneda se muestre obsolescente.

También hay ventajas

Si hasta ahora hemos hablado de los hándicaps del Bitcoin, también existen beneficios para Tesla y son que la criptomoneda, como parece indicar la tendencia, se siga revalorizando.

Tesla, que tiene una capitalización bursátil de 800.000 millones de dólares, se puede ver beneficiada de la inversión en una moneda que en solo un año se ha revalorizado un 250%.

Los mercados muestran su pláceme a la inversión de Tesla en Bitcoin ya que sus acciones se han revalorizado un 2% en el índice los valores tecnológicos Nasdaq.

Seguir la misma senda

La acción de Tesla al intentar ahorrar en Bitcoin podría ser seguida por otras grandes empresas norteamericanas, a pesar de ser una inversión sumamente arriesgada.

Los grandes inversores, tanto institucionales como fondos de cobertura, podrían seguir el camino de Tesla y comenzar a considerar el Bitcoin como un valor refugio en unos momentos de impasse económico provocada por la crisis sanitaria de SARS-CoV-2.

El Bitcoin se dispara

Nada más anunciar Musk que Tesla invertiría en Bitcoins, la criptomoneda se revalorizó un 13%, llegando a su máximo histórico de 44.595 dólares por unidad de esa moneda.

Solo en unos pocos meses, el Bitcoin se ha revalorizado un 260%, marcando récords históricos en una moneda, que debemos de recordar, no tiene un respaldo físico, siendo solo una larga ristra de unos y ceros.

La locura se desata por todo el planeta

Para conseguir Bitcoins es necesario llevar a cabo un proceso que se llama «minería», esto es, el ordenador, o las «granjas» de ordenadores que se utilizan para ello, deben de ejecutar un algoritmo con el que se consiguen las monedas.

Para ello es necesario contar con ordenadores con tarjetas gráficas muy potentes que están conectadas en paralelo, siendo una de esas tarjetas gráficas las RTX, las mismas que se utilizan para jugar a videojuegos.

Por ello, el mercado está sufriendo una falta de suministros de ese tipo de tarjetas de vídeo, ya que están siendo acaparadas por los «mineros» de Bitcoins.

La «locura» ha llegado a tal punto en Irán, que se están produciendo cortes de luz en las principales ciudades iraníes debido a la gran cantidad de energía que es necesario para mantener la «minería» de Bitcoins.

Fuente – EL PAÍS / Elon Musk en Wikipedia / Bitcoin en Wikipedia / 20 minutos / Computer Hoy

Imagen – JD Lasica / Marco Verch / Steve Jurvetson / Portable Antiquities Scheme / Paulius Malinovskis /Herval / Gerd Altman / Blondinrikard Fröberg