Buscarse la vida

Es lo que está teniendo que hacer Telefónica ante el hundimiento de los beneficios en el sector de las telecomunicaciones: joint venture  con Prosegur, créditos al consumo con Movistar Money, seguros de salud por medio de Movistar Salud y hasta paneles solares.

Es a lo que se están viendo obligadas Telefónica y otras empresas de telecomunicaciones que ven como su negocio principal, precisamente las telecomunicaciones avanzan con un menor crecimiento.

En el caso de la multinacional que preside Álvarez – Pallete, se está reinventando, ofreciendo a sus clientes alarmas para sus domicilios e incluso paneles solares, todo vale con tal de seguir «engordando» la cuenta de resultados.

Incursionar en nuevos negocios es obligado dado que en el mercado de las telecomunicaciones se vive una guerra despiadada de precios y las utilidades cada día son menores.

Algo que se venía venir

Un reciente informe de Mody’s muestra bien a las claras que los ingresos en el sector de las telecomunicaciones avanzan a un ritmo muy lento, sobre todo si nos fijamos en España.

Debido a ello, Telefónica, pero no solo, se apresta a incursionar en otros sectores en los cuales pueda lograr hacer un negocio que en el mercado de las telecomunicaciones cada día que pasa es más complicado.

Su más grande adquisición de esta última temporada se cifra en haber comprado el 50% de Prosegur Alarmas, aunque también ha ultimado un acuerdo con CaixaBank para comercializar créditos al consumo.

La última incursión del que fuera el operador monopolístico en telecomunicaciones en el mercado español ha sido el sanitario, habiendo llegado a un acuerdo con Teladoc Health, un seguro sanitario privado estadounidense.

Pero también conectividad

Es otra de las vías de negocio que está explorando Telefónica, dado que su saber hacer está indudablemente ligado, desde hace casi un siglo, al mercado de las telecomunicaciones.

La nueva línea de negocio tendría que ver con actividades que hacen necesaria una buena conectividad, de manera que se pueda aprovechar los nuevos desarrollos tecnológicos en los cuales es líder, como el despliegue de una línea de 5G.

Y esto se hace en un contexto, acrecentado por la pandemia, de debilidad macroeconómica y aumento de la competencia, que va a limitar el crecimiento de mercado de las telecomunicaciones español por lo menos en los próximos 18 meses.

Como ya hemos indicado, pero aquí nos extendemos en la explicación, la guerra de precios que se ha instalado en el mercado español de las telecomunicaciones amenaza los beneficios de las operadoras.

Por otro lado, ese mercado, producto de la saturación de las ofertas, comienza a dar claros signos de fatiga, y lo que hasta hace poco era un negocio quedaba pingües beneficios, ya no lo es.

Movistar Money

Fue el lanzamiento estrella del 2019 y se trata de un servicio de créditos al consumo que está desarrollando con CaixaBank, que se convierte en su socio en un mercado en que el novel.

Ahora, y a pesar de la pandemia, Movistar Money está en pleno proceso de expansión internacional, teniendo ya presencia en Alemania y en esta misma semana se ha «lanzado» el servicio en Brasil.

En lo que respecta a su operativa en España, ofrece préstamos de hasta 4.000 euros, y en el poco tiempo que lleva en el negocio de los créditos de consumo ha prestado 84 millones de euros en 30.000 créditos.

Orange también banca en España

Los movimientos que está realizando Telefónica, sobre todo los que tienen que ver con los créditos de consumo, son calcados a los que ha realizado la «teleco» francesa Orange, que comenzó hace años con sus negocios bancarios en su país.

Hace dos años la operadora de telecomunicaciones oriunda del país que preside Emmanuel Macron decidió empezar a operar con su banco en España.

En su «desembarco» Orange ofrecía a sus clientes de telefonía una cuenta corriente, una cuenta de ahorro y una tarjeta de debido, con la cual ha captado 35 millones de euros y ha logrado una cartera de 20.000 clientes.

Joint venture con Prosegur

Es un negocio con el comenzó a mediados del 2019 y a pesar de que adquirió la mitad del negocio de alarmas de la empresa que preside Helena Revoredo, la «batuta» la sigue llevando la empresa de seguridad.

La forma que tuvo de adquirir la mitad del negocio de alarmas de Prosegur, por un montante de 305 millones de euros, fue mediante un canje de acciones, por lo que Telefónica no tuvo que desembolsar ni un euro.

La realidad es que Prosegur y Telefónica se complementan, ya que la empresa de seguridad tiene un saber hacer que lleva acumulando desde su fundación en el año 1976 y la compañía de telecomunicaciones puede aportar su «músculo tecnológico».

También en sanidad

Es el último terreno, y seguramente no será el último, en el cual se interna Telefónica, y no es otro que el de la sanidad, en el que se interna Telefónica.

Pero la fisonomía empresarial no es la de una empresa conjunta, sino que se ha aliado con el seguro médico privado norteamericano Teladoc Health, y para que sus clientes accedan a sus servicios por medio de Movistar Salud.

Se trata de un servicio de atención primaria que se desarrolla mediante videollamadas, un servicio que tiene, actualmente, un precio de 11 euros al mes.

A pesar de ello, Telefónica cumple aquí, como en el resto de sus negocios diversificados, el papel de partner tecnológico, ya sea en los campos de la seguridad, la banca o la salud, como es este caso.

También se atreve con el sector energético

Aunque por el momento solo se trata de una prueba, ahora de lo que se trata es de incursionar en sector de los paneles solares para el autoconsumo doméstico, desarrollando esa función por medio de Movistar Paneles Solares.

Todo este proceso de diversificación se produce en un contexto en el cual su cotización en bolsa es la menor en un cuarto de siglo, y con su tradicional sector de negocio que «hace aguas» por todos lados.

Fuente – eldiario

Imagen – Campus Party México / Etxaburu / Rayshongo / Images of Money / Oatsy / Nacho / Nanavati Hospital / Elliott Brown

Competencia feroz en el mercado de la fibra

El mercado de la fibra óptica para servicio de internet en España está hipertrofiado, con más de 20 marcas comerciales que dan servicio del mismo, aunque finalmente el control queda en pocas empresas, mientras la OPA sobre Más Móvil avanza a buen ritmo

En pocas décadas internet se ha convertido casi en un bien de primera necesidad: ya no concebimos nuestra vida sin la red de redes, ya sea en nuestro teléfono fijo, en nuestro teléfono móvil o ambos.

Si algo caracteriza el mercado de las telecomunicaciones español es su peculiaridad si se lo compara con el resto de los países europeos de nuestro entorno.

Ya sea como marcas propias o como compañías que dependen orgánicamente de las grandes empresas de telecomunicaciones, son 20 las empresas que ofertan servicios de internet bajo fibra óptica.

Estrategias multimarca

Una de las últimas operadoras que se a «sumado al carro» de las ofertas multimarca es la operadora francesa.

Además de ofrecer un servicio premium desde su propia mancheta, utiliza otras empresas para comercializar ofertas convergentes de fijo más móvil.

Esas otras marcas que dependen de Orange son Jazztel, Amena, República Móvil y Simyo, utilizando las dos últimas para una agresiva campaña comercial en el segmento del low cost.

Una táctica parecida es la de Telefónica, que utilizando la marca Movistar para su segmento premium, maneja O2 para su segmento low cost, y para aquellos clientes que quieren una oferta integrada de fijo más móvil pero no quieren televisión.

Vodafone también hacia el low cost

La operadora británica también se ha embarcado en esta guerra comercial, y con su propio nombre da servicio a sus clientes premium.

Pero dentro del rango del low cost controla Lowi y Vodafone Yu, que son las dos subsidiarias que le han permitido lograr un buen número de clientes nuevos en España.

De hecho, inclusive creó Bit, que debía de ser una marca dedicada única y exclusivamente a comercializar «paquetes» digitales, aunque finalmente la operación no pudo fructificar por las características propias del mercado español.

Más Móvil, una low cost que se diversifica

Pero el fenómeno de inclusive crear nuevas marcas ha llegado inclusive a las operadoras de telecomunicaciones de bajo coste, como es el caso de Más Móvil.

La compañía que fundase Meinrad Spenger, tiene presencia en el mercado de telecomunicaciones con Yoigo, Pepephone y LlamaYa, todas ellas en el segmento de bajo coste.

Euskaltel lanza Virgin Telco

Es la primera apuesta en el mercado de bajo coste de la operadora de telecomunicaciones vasca, que nunca antes había incursionado en ese segmento del mercado.

Por su parte, y como estrategia comercial, mantiene las marcas que ha absorbido en el mercado nacional, caso de R en Galicia y Telecable en el mercado asturiano.

Circunscritas solo a ofertas de fibra

Pero en el mercado español de las telecomunicaciones han aparecido operadoras que solo dan servicio de fibra óptica orientado a internet, un fenómeno que es nuevo en nuestro país.

Una de ellas es la operadora rumana Digi, que en estos momentos oferta servicios en seis comunidades autónomas en el mercado del bajo coste, habiendo logrado 136.000 clientes en el primer semestre.

Por su parte, Adamo, manejado por el fondo de inversión EQT, se ha especializado en infraestructura de fibra óptica, con la política de adquirir pequeñas operadoras del mercado de las telecomunicaciones, ganando así presencia en entornos rurales.

OPA sobre Más Móvil

Protagonizada por KKR, Cinven y Providence, se puede decir que ya es un hecho, dado que más de la mitad de los accionistas de la empresa amarilla han aceptado la Oferta Pública de Acciones.

Esos fondos de inversión van a pagar 22,5 euros por acción, por lo que la operadora está valorada, hoy, en 3.000 millones de euros, lo que ha hecho las delicias de muchos accionistas, que ven ahora la posibilidad de tener suculentos beneficios.

Más Móvil, desde hace algún tiempo, es un «oscuro objeto de deseo» para muchas familias y grupos empresariales que ven en la operadora de telefonía la posibilidad de hacer dinero.

Aunque la empresa no ha dado un solo euro de plusvalías desde que está cotizada en bolsa, su evolución en el parqué ha sido más que interesante, lo que ha despertado el «deseo» de muchos empresarios.

El fundador persiste

Y no es otro que Meinrad Spenger, uno de los hacedores del «milagro» de Más Móvil, conseguido a base de «robar» clientes, muchas veces descontentos, a las grandes operadoras de telecomunicaciones.

A él se puede achacar haber extendido el «imperio» Más Móvil, las más de las veces sacando la chequera y haciéndose con el control de empresas más pequeñas, caso de Yoigo, LlamaYa, Hits Mobile y Lebara.

Aunque pueda parecer paradójico, pierde el control de la compañía, la OPA le beneficia porque mantiene un interesante paquete de acciones que podría vender con pingües beneficios.

La burguesía vasca también se apunta

Y hablamos de los Ybarra, una de las familias tradicionales de Neguri, que posee el 13% de Más Móvil a través de la sociedad Onchena, cuya cabeza visible es Carmen Ybarra.

En caso de vender su participación, las plusvalías obtenidas llegarían a los 130 millones de euros, siendo una familia que tiene una fuerte presencia en bolsa.

Los Ybarra son una familia con una importante presencia en la bolsa de valores, con participaciones importantes en Vocento y Viscofan.

Josep María Echarri

Todo el mundo le considera como el «cerebro» que está detrás de la OPA de los tres fondos de inversión, que tendría como objetivo último poder mirar «de tú a tú» a las grandes operadoras del sector.

Echarri es la cara visible del fondo Inteready, uno de los que mayor participación tiene en Más Móvil, y quien hasta ahora había tomado la mayor parte de las decisiones empresariales de este exitoso grupo.

A el también se debe que la negociación con los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence haya «llegado a buen puerto», además de tener fama de ser un as con los números.

Fuente – CincoDías / MásMóvil en Wikipedia / BUSINESS INSIDER

Imagen – Beshef / Nemigo / Kārlis Dambrāns / Jesús Lizarraga / Woodley Wonder Works / Sam Valadi / Prayitno / Zarateman / KKR